En FR, Luis José Bussi apoya la reforma, pero Ricardo la repudia

El anuncio del gobernador, José Alperovich, de que impulsará una nueva reforma constitucional agudizó las diferencias entre los hermanos Luis José y Ricardo Bussi y puso a Fuerza Republicana al borde de la fractura. Mientras que el primero avaló críticamente la posibilidad de un cambio de la Carta Magna, el presidente del partido opositor la cuestionó en forma terminante, anticipó que esa fuerza se expedirá orgánicamente en contra de la iniciativa alperovichista y que se sancionará a los republicanos que trasgredan el mandato partidario.
“Hay antecedentes de que a quien se desvía de las decisiones le corresponde alguna sanción, que va desde la suspensión de la afiliación a la expulsión”, advirtió Ricardo Bussi.

“Ante la embestida de la iniciativa oficialista, mi posición es un rechazo absoluto y rotundo. Esa será mi moción a la conducción de FR, que fue convocada para el 2 de febrero para emitir un pronunciamiento. En esa fecha terminarán de reincorporarse todos los miembros de la mesa, y descarto que aprobarán mi criterio”, afirmó.

El ex senador aseveró, también, que otro cambio de la Carta Magna sólo servirá para satisfacer las ambiciones personales del gobernador, y generaría un gasto absolutamente innecesario al Estado, que podría volcar en la mejora de la calidad de vida de los tucumanos.

Criterio distinto

Luis José Bussi, en cambio, consideró que están dadas las condiciones institucionales para que Tucumán se encamine a una nueva reforma y se sumó al alperovichismo en dos puntos centrales: que las elecciones para convencionales constituyentes deben realizarse en 2010 y que la modificación sea integral o total.

“Hay que corregir los desaguisados originados en 2006, que culminaron con la imposibilidad práctica de contar con un sistema consentido de designación de magistrados. Creo fervientemente en el gobierno de la opinión pública y en la soberanía popular y entiendo que es la gente, mediante su voto libremente expresado, quien debe poner coto tanto a las ambiciones cesaristas de Alperovich como al gobierno de los jueces que terminan por arrogarse facultades constituyentes”, resaltó.

El hijo mayor de Antonio Bussi consideró y le reclamó al Estado que garantice la participación en igualdad de condiciones de todas las fuerzas políticas y que se instituyan mecanismos que permitan garantizar la absoluta transparencia de la votación.

Comentá la nota