San Luis se corta sola hasta con la gripe A

San Luis se corta sola hasta con la gripe A
El gobierno puntano anunció que en dos meses dispondrá de 250 mil unidades. El tratamiento costará 100 pesos. Otros dos muertos en Capital.
Decir que San Luis funciona prácticamente como un Estado independiente no es novedoso. En varios aspectos, el territorio gobernado por los Rodríguez Saá desde la restauración de la democracia adoptó medidas contrapuestas al Gobierno nacional y producir el medicamento contra la gripe A es una más.

Horas después de que el Ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, confirmara a Criticadigital que Argentina va a producir la vacuna contra el virus H1N1 en 2010, el Gobierno puntano anunció que en los próximos días diseñarár en un laboratorio estatal la versión genérica del Oseltamivir -conocido comercialmente como Tamiflú- y en un plazo de 40 días abastecerá a toda la provincia para intentar frenar la pandemia, que ya se cobró 700 vidas en todo el mundo y 186 en la Argentina (este miércoles hubo dos nuevas muertes en la Ciudad).

"La idea de producir Oseltamivir surge ante la situación de pandemia. Hemos evaluado con los profesionales que en su mayoría son farmacéuticos altamente calificados, hemos sido asesorados y estamos en condiciones de producirlo, en primer lugar para nuestra provincia y luego para todos los que lo requieran", le confirmó a Criticadigital Berta Arenas, la directora de Laboratorios Puntanos, que afrontará el desafío.

El laboratorio es una Sociedad del Estado creada en 1997 por decreto provincial durante la gestión de Adolfo Rodríguez Saá y totalmente reestructurada y reimpulsada en 2003 cuando su hermano, Alberto, asumió la gobernación. El organismo fabrica 40 medicamentos y alcanza un volumen mensual de 3 millones de unidades, de las cuales muchas cuentan con la certificación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología médica (ANMAT).

Las patentes internacionales del Oseltamivir, que cuentan con excepciones ante situaciones particulares como la pandemia, son de la multinacional suiza Roche, cuya filial argentina, inaugurada en 1934, fue la primera en Latinoamérica y del laboratorio de origen británico Glaxo. Ante una situación de emergencia sanitaria mundial, estas empresas están obligadas a otorgar la autorización para sintetizar el medicamento.

Consultado por Criticadigital, el presidente del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, Marcelo Peretta, explicó que "antes de que los países apelen y fabriquen sin autorización, Roche y Glaxo otorgan los permisos para hacer genéricos. Obviamente que no le gusta pero las pandemias justifican estas cuestiones".

A su vez, Arenas señaló que "tenemos autorización para producir el medicamento y entregarlo dentro de los límites provinciales ya que el laboratorio fue creado por un decreto provincial" y adelantó que "el objetivo es llegar a otras provincias pero para eso debemos tener la certificación de ANMAT que la tramitaremos pero demora, al menos, 6 meses".

Laboratorios Puntanos recibió la semana pasada nuevas maquinarias que van a permitir fabricar el simil Tamiflú y alcanzar la certificación de calidad. Si bien el inicio de la producción se demoró porque la materia prima, adquirida por el Gobierno puntano en India y China no llegó a tiempo, se estima que en poco más de un mes, San Luis va a poder distribuir internamente una partida de entre 250 mil y 300 mil comprimidos, que van a ser comercializados como genéricos y cuyo nombre aún está por verse.

El precio de los tratamientos made in San Luis aún no está definido. La ministra de Economía provincial, Teresa Nigra, explicó que San Luis compró una partida de 4 mil tratamientos (cada uno cuenta con 10 comprimidos) de Oseltamivir a 145 pesos la unidad y otra de 10 mil a 107 pesos. "Lo que sabemos es que va a costar menos de 107 pesos", afirmó Mario Echevarría, el Jefe de Marketing de Laboratorios Puntanos a Criticadigital.

LKM, Sidus y Elea fueron los primeros laboratorios argentinos –todos de capitales privados- que produjeron el Oseltamivir. Comenzaron en 2005 cuando hubo un brote de Gripe Aviar en Asia y el entonces Ministro de Salud, Ginés González García, realizó gestiones para impedir el monopolio de la multinacional suiza Roche e incentivó a las farmacéuticas nacionales a producir los tratamientos. Laboratorios Puntanos es el primer organismo estatal que afrontará esta tarea.

Marcelo Peretta celebró la iniciativa del Gobierno puntano de promover la producción local del Oseltamivir. "Es muy bienvenido que haya más productores ya una de las principales alternativas va a ser la disminución de los precios, que son bastante altos", señaló. Y aclaró: "Lo importante es que Laboratorios Puntanos cumpla con todos los requisitos y normas de calidad pretendidas al igual que los laboratorios privados".

A su vez, el titular del sindicato destacó el buen nombre y el prestigio del laboratorio puntano. "Es un laboratorio reconocido y que ha hecho cosas muy buenas", afirmó y sostuvo que "sumar un nuevo productor es todo un desafío para el ANMAT que deberá regular y controlar que las normas de calidad sean las que correspondan. Hay que hacer un monitoreo muy preciso".

En primer termino el control de calidad interno estará a cargo de la Universidad de San Luis que deberá controlar que los procesos de producción sean los correctos. "Ellos harán un control químico y microbiológico que está estandarizado para cada medicamento. Es un laboratorio externo que nos audita y nos hace el control, y que está respaldado por el prestigio de la Universidad Nacional de San Luis", concluyó Arenas.

Comentá la nota