En San Luis cada vez más mujeres ocupan cargos ejecutivos

El 60% de los cargos ejecutivos son ocupados por mujeres, ocho de los trece ministerios están a cargo de ministras. Las dos intendencias más importantes, entre otras, también son administradas por mujeres. El Gobernador las elige la responsabilidad y pasión que le ponen al trabajo.
En la edición de hoy, El Diario de la República buscó homenajear a las mujeres en su día, con una edición especial donde se refleja el rol protagónico que han adquirido las puntanas en las últimas décadas. De la página dos a la ocho se encontraran artículos e historias de vidas que hacen referencia a mujeres que han incursionado exitosamente en roles que hasta hace poco eran exclusivos de los hombres, como la política, la gráfica, la minería, el mundo empresarial, la mecánica y el turismo.

Según un informe de 2008 de la Organización de las Naciones Unidas –ONU- sobre el Mapa de Mujeres en la Política, Argentina está muy bien posicionada en el mundo, con un cuarto puesto de representación parlamentaria femenina y el primero en Latinoamérica, con un 40% de representantes. Pero en San Luis la tendencia se extiende aún más, el 60% de los puestos ejecutivos están ocupados por ministras, las dos principales intendencias de la provincia son administras por mujeres y un tercio de las bancas legislativas están desempeñadas por damas.

Así, San Luis es precursora en un proceso creciente de mujeres que ascienden a puestos claves de conducción, superando con éxito prejuicios machistas que las habían mantenido alejadas al poder y que les cerraba décadas atrás la puerta de cargo político altos.

El rol protagónico de la mujer puntana se evidencia actualmente en el ejecutivo provincial. Ocho de los trece ministerios son ocupados por Gladys Bailac de Follari, Teresa Nigra, Stella Maris Rubino de Catalfamo, Alicia Bañuelos, Silvia Rodríguez, Adriana Bazzano, María José Scivetti, Silvia Sosa Araujo, mujeres que forman parte de ese grupo de colaboradas directas del gobernador Alberto Rodríguez Saá, nombres que surgen inevitablemente a la hora de elegir un reemplazo.

“Lo veo natural en mi gobierno, ya no es causa de asombro y cuando tengo que pensar en un nuevo ministro casi siempre pienso primero en alguna mujer, siempre tienen un punto a favor”, dijo Rodríguez Saá, en un dialogo que mantuvo con El Diario de la República. Reconoció tres facetas determinantes para confiar la conducción de áreas determinadas de su gobierno.

Sostuvo que una de ellas, es que las mujeres toman la responsabilidad con una jerarquía y pasión muchísima mayor a la del hombre. “Los hombres creen que es una obligación que se lo designe funcionario, en cambio la mujer está expectante. Es notable como interpretan la designación, ya sea ministra, jefa de programa o subjefe”.

En segundo lugar, el Gobernador aseveró que cuando la mujer se destaca hay que ponerle la firma de que tiene muchísimo más merito de lo que aparenta tener. Seguramente, dijo, detrás de esa capacidad de conducción, también hay estudios, excelentes antecedentes y mucha preparación.

Y por último, el mandatario reconoció que la función el hombre se aproxima más a la burocrática, dejándose consumir por la misma burocracia. “En cambio, la mujer es más apasionada, se pregunta todos los días los objetivos y los cumple”. Siempre pasa, –dijo- es raro que una mujer no lo logre. “Siempre cumplen las tareas de forma descollante”.

Mujeres frente a los municipios

Otro dato relevante que marca el protagonismo que han adquirido la mujer en la provincia se registra en las intendencias y en los comisionados municipales, cargos tradicionalmente pretendidos y ocupados por los hombres.

Después de las elecciones generales del 2007, las administraciones quedaron conformadas por dieciocho intendentas de 65 municipios. Entre ellas, Alicia Lemme en San Luis, la comuna más grande e importante de la provincia.

El departamento Capital también está representado por Carla Ferrero en Alto Pelado y Norma Velásquez en San Jerónimo.

En el departamento Pedernera, tres de las siete intendencias están a cargo de mujeres: Blanca Pereyra en Villa Mercedes, Graciela Bossa en el Morro y María Noelia Leyes en Lavaisse. En los 10 municipios de Dupuy, Sonia Zapata, Marcela Renuo Moran, Marta Fernández y María Graciela Ferrisi son las jefas comunales de Anchorena, Buena Esperanza, Unión y Fortín el Patria, respectivamente.

Localidades de los departamentos Pringles, Belgrano, Chacabuco y San Martín también son administrados por mujeres, entre ellas, Dominga Torres, Ingid Blumencveig, Nora Alaniz, Amelia Leyes, María Esther Farina, Silvia Vega, Gladis Cornejo y Mónica Fernández.

El cupo necesario

En el poder legislativo las mujeres también comienzan a copar cargos de alto rango. De una banca total de 43 diputados provinciales, 14 están representados por parlamentarias, entre ellas, la vicepresidente, Norma Gatica. Por su parte, el Concejo Deliberante capitalino cubre el cupo requerido con las tres concejales: Juana Quiroga, Jacinta Lucero y Moira Ponce. Mientras que a nivel nacional María Angélica Torrontegui, Liliana Negre de Alonso e Ivana Bianchi representan a la provincia en el Senado de la Nación.

De esta manera, en San Luis se consolida avance genuino de la mujer en la vida política. “Con su ubicación racional frente a las responsabilidades logran jerarquizar los puestos, dándoles la importancia que se merecen”, dijo el Gobernador, quien consideró, finalmente, que las mujeres han transitado un camino muy optimista lleno de problemas que han sabido superar, pero la lucha de las mujeres tiene aún muchos mas

Comentá la nota