Luis Bussi quiere que su hermano dimita a la banca

Pretende que los candidatos no ocupen cargos.
Las "candidaturas testimoniales" promovidas por el oficialismo -implican la postulación de una figura que de antemano se sabe que no asumirá si resulta electa- generaron fuertes críticas por parte de opositores. Estos las calificaron de estafa al electorado, mientras que el kirchnerismo las define como estrategia. Incluso, algunos dirigentes que no pertenecen al partido gobernante ahondaron en esta cuestión, y reclamaron que los candidatos opositores que ocupen cargos en la función pública renuncien a estos antes de las elecciones nacionales del 28 de junio.

Tal es el caso del legislador Luis José Bussi (FR), que ponderó la decisión de la vicejefa de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Gabriela Michetti, y del diputado del PJ díscolo Felipe Solá, que adelantaron su intención de alejarse de sus cargos (Michetti presentó la renuncia y aguarda una respuesta; Solá aún no presentó su dimisión).

"Valoramos la actitud ejemplificadora de los principales referentes opositores, que actualmente detentan un cargo electivo y renunciarán al mismo para postularse en los próximos comicios nacionales", afirmó Bussi. El parlamentario instó a la dirigencia local a que actúe como aquellos y renuncien. "Que quienes detenten mandato popular hasta 2011, y pretendan legítimamente representar a la provincia en el Congreso, renuncien a sus bancas. En especial, nuestro partido, Fuerza Republicana", afirmó.

Bretes a FR

De este modo, apuntó directamente hacia los dos referentes que suenan para encabezar las listas de FR: su hermano, el presidente del partido y legislador, Ricardo Bussi, y la senadora nacional Delia Pinchetti de Sierra Morales. Ricardo Bussi fue electo en agosto de 2007, por lo que su mandato vence en 2011; Pinchetti de Sierra Morales, en cambio, debe dejar su banca en diciembre. "Esta conducta nos dará la posibilidad de que se imponga una nueva ética pública que prevalezca en nuestras instituciones republicanas, y de que nos deshagamos electoralmente de la demagogia, del populismo y de la corrupción que imperan hoy en Tucumán, por obra del matrimonio apoltronado en el sillón de Lucas Córdoba", aseveró.

Comentá la nota