Luis se bajó pero lo acusan que jugará otra vez en contra de K

Luis se bajó pero lo acusan que jugará otra vez en contra de K
La reciente aparición del espacio "Catamarca Federal" vino a contaminar el ambiente en el Peronismo catamarqueño, que había alcanzado algo de paz, tras la última experiencia electoral de marzo. Desde la alianza FpV-Renovación señalaron que tras la movida que encabezó Hugo Mott, y Miriam Juárez, está la mano de Luis Barrionuevo que una vez más juega contra el Peronismo, en medio de un proceso eleccionario.
Ya había ocurrido en marzo, cuando posicionó a su hermana Liliana del lado de los Rodriguez Saá, traccionando votos contra el Frente Justicialista para la Victoria. Ahora, señalan desde la alianza, la estrategia de Barrionuevo a poco más de dos meses de las elecciones de junio es inventar un espacio con el mismo objetivo, esta vez reviviendo a un histórico de la política catamarqueña como el ex gobernador Mott, al que escolta Miryam Juárez titular del RENATRE. Liliana Barrionuevo y el electo diputado provincial Juan Cruz Álvarez, sobrino del ex mandatario, estarían muy cerca de cerrar filas con Catamarca Federal.

Barrionuevo, que en marzo se aseguró mayor poder en la cámara baja de la provincia, ahora dejó libertad para que Mera tome iniciativas más personales y, tal cual aseguran desde una facción kirchnerista, es probable que el presidente del PJ de la mano de su primo el gobernador de Salta Urtubey esté negociando su lugar en el Congreso de la Nación en el marco de la alianza con el PJ. Dalmacio sabe que hoy, no tiene consenso en el Peronismo catamarqueño, prueba de esto es que todas las líneas han pedido en su momento la intervención del partido, ya la única manera de meterse en la pelea por los cargos nacionales acompañando a la vicegobernadora representante del bombonismo en la fórmula, es a través de un acuerdo con Armando Mercado.

Si Mera logra meterse, el que quedaría afuera nuevamente sería Raúl Jalil que hasta ayer esperaba una respuesta definitiva del kirchnerismo local para poder decir de una vez a los cuatro vientos, que esta vez sí es el candidato a senador nacional, un cargo que se le había negado en 2005. Jalil trajo de Buenos Aires el compromiso de Juan Carlos Mazzón operador de Kirchner que esta vez la Renovación iba a asegurarse un lugar en las cabezas de lista. Sin embargo, la figura de Mera es considerada una amenaza en el seno de la línea, ya que no habría lugar para ambos.

El que parece haber quedado rezagado en este escenario, es Néstor Tomassi que igualmente dará batalla en el seno del FpV para acceder a las listas. El presidente de la Cámara de Diputados viajó ayer a Buenos Aires para reunirse con un alto funcionario del ex presidente Néstor Kirchner. Según, las fuentes consultadas existe una última esperanza para que Tomassi se meta de lleno en la disputa por la candidatura a diputado nacional. Probablemente, la información llegue esta tarde, pero podemos adelantar que hasta el día jueves de la semana pasada el presidente de la cámara baja era candidato. Sin embargo, a partir de las declaraciones en medios locales, en contra de las candidaturas testimoniales impulsadas por el presidente del PJ nacional y, de revelar sus reales aspiraciones electorales la figura de Tomassi comenzó a desdibujarse del mapa electoral preliminar del kirchnerismo local, en momentos que más crecieron Mera y Jalil.

Hoy, las cosas están más confusas que nunca. Ya había reconocido Jalil la semana pasada que el Peronismo estaba en su peor momento, y como dice el dicho a río revuelto el que gana en todo esto es el presidente del PJ Dalmacio Mera, hombre del riñón de Luis Barrionuevo, por lo menos hasta hace un poco más de un mes.

La reciente aparición "Catamarca Federal" molesta y mucho al kirchnerismo, aunque la dirigencia pingüina local de cuenta de las escasas expectativas que genera ese frente. Desde la alianza FpV-Renovación consideran que el verdadero rival a vencer en esta especie de interna abierta peronista que se va a dar el próximo 28 de junio es el Saadismo, al que igualmente le guardan mucho respeto por su militancia.

De todos modos, Luis Barrionuevo embarró otra vez la cancha con esta jugada, para beneficio del Frente Cívico y Social que sigue con la "onda verde" en todos los procesos electorales de los últimos cuatro años.

Comentá la nota