Lugo pierde su principal sostén político: el Partido Liberal abandonó la Alianza

El presidente paraguayo, Fernando Lugo, sufrió la pérdida de su principal sostén político, el partido Liberal, cuya dirección le comunicó oficialmente su retiro de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC), movimiento que lo había catapultado al poder.
"Ahora queremos cogobernar", dijo el influyente directivo del partido Liberal, Blas Llano, al anunciar que la cúpula del núcleo político quiere reunirse con Lugo para iniciar un diálogo directo con el Poder Ejecutivo.

La medida adoptada por los liberales es una represalia por la decisión de la minoría izquierdista de la Alianza, formada por incondicionales de Lugo, de pactar con el tradicional partido Colorado (conservador) para copar los cargos en el Senado hace una semana.

El coloradismo lideró en la política paraguaya durante más de medio siglo y ejerció en el gobierno antecesor de Lugo, entre 2003 y 2008.

"Si los liberales quieren volver a ser oposición y pasar de nuevo a la vereda de enfrente, pueden hacerlo", respondió en tono firme el jefe de Estado.

La agrupación política apartada del gobierno representa el 80% de las bancas de la Alianza en el Congreso, entre diputados y senadores.

La dirección liberal envió una nota comunicando a Lugo y a los demás integrantes de la Alianza su retiro.

El resto de los integrantes de la coalición son el partido Demócrata Cristiano y los izquierdistas País Solidario, Revolucionario Febrerista, P-Mas, Frente Amplio, Democrático Progresista, partido Socialista Comunero y Tekoyoyá, entre otros.

La decisión debe ser confirmada por una convención partidaria convocada para el 1 de agosto, que resolverá a la luz de las conversaciones que se entablarán con el mandatario, ex obispo de la Iglesia Católica.

Amanda Núñez, vicepresidenta del partido, aclaró que el retiro se podría rever "cuando los partidos minoritarios respeten la mayoría liberal".

Los cinco ministros liberales del gobierno de Lugo manifestaron su oposición a la medida.

El ministro de Obras Públicas, el liberal Efraín Alegre, dijo que si la convención confirma el retiro cometerá "una torpeza de magnitud igual que la cordillera del Himalaya".

Alegre sostuvo al diario Ultima Hora que hay un doble discurso en su partido y que sus correligionarios se tienen que definir sobre si quieren continuar en el gobierno o definitivamente volver a ser oposición.

"Nosotros somos el gobierno. Somos los mayores aportantes del gobierno. Sin los votos liberales, Lugo no hubiera sido electo", replicó Salyn Buzarquis, actual presidente de la cámara de Diputados.

De registrarse en la práctica el anuncio liberal, Lugo podría potenciar una nueva alianza con los colorados para cogobernar hasta el fin de su mandato en el 2013, señalaron algunos analistas a medios escritos y radiales.

Comentá la nota