Lugo pidió acompañar al sector empresario mediante el apoyo a la Cámara de Comercio

El actual presidente de la Federación Económica del Chaco manifestó la necesidad de continuar apostando al sector empresario en todos sus niveles. Roberto Lugo consideró que la dirigencia empresaria "trabaja en soledad y no tiene un total apoyo de sus propios pares".
En este sentido pidió a los comerciantes que se "involucran más en la Cámara que los representa". Llamó a que todos se sean partícipes a fin de aportar y obtener mayores beneficios para el conjunto empresarial. Manifestó su optimismo expresando que el 2010 será un año mejor que el que está acabando.

"La dirigencia empresaria es noble y trabaja sin contraprestación, y está un poco sola" expresó el actual presidente de Federación Económica. Por ello pidió a los comerciantes y empresarios que y acompañen al conjunto de la dirigencia que los representan.

Destacó la figura de Mario Moro, actual titular de la entidad, calificándola de "gran persona", y ratificó el rol de retribución que tiene el organismo para con quienes la conforman".

Sobre el año entrante no negó que costará mucho remontar, pero fue optimista expresando que "el 2010 será mejor, Argentina tendrá más chances, nuestros productos van a valer". Por ello llamó a cuidar los propios recursos, hecho que consideró un gran desafío, y que los argentinos deberán manejar empresas argentinas.

También alertó sobre las condiciones de accesibilidad a los créditos, que quedan concentrados en pocas manos, y que deberían colaborar para fomentar los emprendimientos. Esperó una "provincia autónoma, no sometida", ya que según manifestó hay talento, hay excelencia, pero que para mejorar las condiciones actuales, hay que comprender que "se avanza por regiones", cuestionando así el gran centralismo que existe en la actualidad.

LA INSEGURIDAD QUE SUFRE EL COMERCIO

"Se siente una gran impotencia" dijo Lugo en relación a la inseguridad que sufre actualmente el sector, tras haber sido él mimso víctima de un asalto en su comercio el pasado fin de semana. "Si bien es complicada la pérdida material, porque la persona trabaja y esfuerza, lo que no se puede soportar es la violencia que se ejerce, tampoco que se lastimen a empleados y clientes", manifestó.

Consideró que el trato es inhumano, y que la inseguridad es el gran problema de la actualidad. Lugo reconoció que el reclamo de los robos también se hizo desde el interior, y que ya ocurre de igual manera. "Es un tema que merece que se involucren todos", dijo, porque si bien la policía pone voluntad y empeño "está desbordada". "Es un problema de los que gobiernan, y de la sociedad", sostuvo.

Comentá la nota