Lugo ironizó sobre la acusación de violación y generó un escándalo

El presidente de Paraguay bromeó con la acusación realizada por una mujer que lo llevó a la Justicia para que reconozca la paternidad de un niño. "Si quiere guerra, la tendrá", respondió Leguizamon en Radio 10
En una rueda de prensa que ofreció este martes en el palacio de gobierno, Lugo dijo que la afirmación de Benigna Leguizamón sobre una supuesta violación "forma parte del segundo capítulo" de la historia que arrancó el 20 de mayo pasado.

Ese día, Leguizamón, de 28 años, advirtió que llevaría su caso a la Justicia, cosa que hizo dos días después en Ciudad del Este, donde reside actualmente.

"Vamos a ver qué viene en el tercer capítulo", agregó hoy Lugo ante la pregunta de un periodista. Y agregó: "Yo creo que es un caso judicial".

El abogado de Lugo recusó a la jueza que tomó el caso porque hizo declaraciones, aparentemente inapropiadas, en opinión del presidente.

"Ha preopinado" y "nosotros estamos interesados en hacerlo con transparencia, de hacerlo de cara a la ciudadanía, pero no queremos tampoco ser enjuiciados; creo que este tema está dentro del campo netamente judicial y creo que los abogados serán los que con más propiedad podrán dar la información necesaria".

Sobre si aceptará someterse a los exámenes de ADN, el presidente paraguayo dijo que "se va a hacer, porque el abogado ha presentado hacer de acuerdo a lo que la Justicia exige en nuestro país".

Por su parte, Leguizamon habló con Radio 10 y explicó que no había formulado previamente la denuncia por violación dado que estaba "el niño de por medio".

Pero, sin embargo, si Lugo "quiere guerra, tendra guerra", aseguró en referencia a la intención del mandatario paraguayo de demandarla por calumnias. "Este señor me lastimó mucho, y yo no voy a tapar sus errores", explicó Leguizamon.

Hasta ahora, Lugo solamente admitió la paternidad en el caso de Guillermo Armindo, de 2 años, hijo de Viviana Carrillo Cañete, con quien tuvo una relación amorosa hace algunos años.

Un mes después fue Benigna Leguizamón quien lo acusó públicamente y llevó su caso a la Justicia, a lo que agregó este lunes una denuncia sobre presunta violación que, sin embargo, no se agregó al expediente judicial por ahora.

La mujer afirmó que el presidente la sometió sexualmente en 2001, dos años antes de haberla dejado embarazada de un niño, que ahora tiene seis años.

"¡Sí, la primera vez que tuvimos relaciones, Fernando Lugo me violó...!", afirmó la mujer, que agregó una nueva acusación que se suma a la de paternidad, actualmente en manos de la Justicia.

La joven tenía entonces 17 años. "Me mandó buscar a mi casa a eso de las dos de la tarde, con el chofer del obispado, Acosta, ya fallecido", relató Leguizamón.

Comentá la nota