Lugo gestionó la concreción del puente Ñeembucú-Bermejo.

El vicepresidente de la Federación Económica del Chaco, Roberto Lugo, y el senador paraguayo Ramón Gómez Verlangieri, acordaron trabajar mancomunadamente para que el puente Ñeembucú-Bermejo sea una realidad.
El Senador Gómez Verlangieri, quien es presidente de la comisión de Hacienda y Presupuesto del Senado de Paraguay, recibió a Roberto Lugo y a quienes lo acompañaron en la comitiva, Juan Álvarez Secretario de la FeChaco y secretario de la Cámara de comercio del departamento Bermejo, Alcides Abatte secretario de la Cámara Comercio Automotor y Horacio Colalucce de la Cámara de Comercio de Resistencia.

Lugo le manifestó el interés de empresarios chaqueños para que el puente con el vecino País pueda realizarse con nuestra provincia y no con Formosa, como había trascendido hace unas semanas.

El Senador Gómez Verlangiere también estuvo de acuerdo y manifestó mucho interés en tener un puente internacional con la provincia del Chaco, teniendo en cuenta la ubicación estratégica de nuestra provincia, y además las perspectiva que le generó el encuentro con el gobernador Capitanich, donde le hizo conocer las acciones del gobierno de la provincia previstas para el desarrollo del puerto de Barranqueras, lo que hace una condición valida para el transporte de la producción paraguaya hacia el atlántico.

El senador señaló que buscará incluir en el presupuesto del próximo año, los inicios de los estudios de factibilidad para la construcción del puente que unirá el departamento Bermejo con el departamento Ñeembecú.

En la oportunidad, Lugo le hizo entrega de la documentación técnica al legislador paraguayo y le obsequió un libro de la Federación Económica del Chaco, comprometiéndose ambos a seguir en contacto el tema del puente en particular y otros de importancia para la región.

De Capitanich para Gómez Verlangiere

Durante el encuentro, el senador de la República del Paraguay tuvo la oportunidad de dialogar con el primer mandatario chaqueño, quien llamó al senado paraguayo, lográndose un común acuerdo para que la obra de trascendencia para ambos países pueda concretarse en un corto plazo.

Comentá la nota