Lugareños del lejano noroeste fueron los más férreos defensores del pavimento sobre ruta 28

La obra mereció el "coincidente aprobado" de los lugareños, exponiendo las penurias que deben padecer ante las lluvia que los deja aislados por varios días
Docentes, caciques de diferentes comunidades aborígenes, productores criollos y en general pobladores de diferentes comarcas del alejado noroeste provincial, fueron los más encendidos defensores de la obra de pavimentación de la ruta provincial 28, proyecto que justamente fue ampliamente analizado ayer en el marco de la audiencia pública realizada en Posta Cambio Zalazar, a casi 400 kilómetros al noroeste de esta capital.

Es que la audiencia, donde se expuso el estudio de impacto ambiental y detalles referentes a la obra que vinculara con pavimento a Zalazar con Las Lomitas, mereció el "coincidente aprobado" de los lugareños, quienes expusieron las penurias que hasta ahora deben padecer ante cada nueva lluvia que los deja aislados por varios días, sobre todo cuando por cuestiones de salud deben trasladar a un paciente a las localidades de cabecera con hospitales de referencia.

Por ejemplo, el cacique Delfín García recordó que "soy bisnieto de los primeros pobladores de Campo del Cielo, donde solo había indios en esa época, nada de criollos. Hoy por hoy hago llegar al gobernador que en nuestra comunidad siempre estamos apoyándolo porque somos pioneros de la ruta 28, y sabemos lo mucho que mejoraremos con el camino pavimentado".

Los docentes de la zona tuvieron una amplia participación como oradores. Una de ellas fue la maestra de la Escuela de Frontera N°4 de Guadalcazar, Zulema Valderrama quien sostuvo que tras nacer en esa localidad, padeció los sinsabores que significaban no contar con un camino transitable.

A modo de respuesta tajante a jóvenes que mostraron dudas en torno a los beneficios de la obra, y dejando en claro ante todo que de no ser por las obras ejecutadas, sobre todo para que el río Pilcomayo siga trayendo sus aguas, el bañado La Estrella no existiría, la maestra sostuvo: "Hoy cuando escuchaba a los jóvenes y que se dicen productores del Bañado tengo mis intereses creados en la zona, mis pies conocieron ese barro y discúlpenme, pero el sedimento natural del suelo ya existía cuando yo era niña y cruzaba a veces a pie o en canoa. Hoy nuestros jóvenes pueden estudiar en la zona y venir los fines de semana largo a visitar a sus familias y no sufrir el desarraigo que yo sufrí" expresó.

Cuestionó a "quienes hablan de las supuestas desventajas de las obras les digo que ojala en mi juventud hubiésemos tenido en un gobierno que piense en su pueblo y en su gente y en la posibilidad de brindarles a cada uno de comercializar sus productos. Antes teníamos que resignarnos a sacarlos como podíamos, caminando hasta donde embarcar un ferrocarril".

Consideró la maestra que "hoy y siempre nos tenemos que escuchar, en una mesa de dialogo, no cruzando la vereda por confrontar y poner obstáculos a la obra de gobierno. Pensemos en todos, nuestras comunidades necesitan este progreso que la ruta 28 nos permitirá".

A su turno, la docente de la Escuela de Frontera n 14, Cristina Rosa señaló que "Cómo no voy a apoyar una obra si recuerdo que con mis colegas nos quedábamos hasta tres días en el bañado porque había tierra y barro que no nos dejaba salir. Es una obra que nos beneficia a todos" y consideró que "todos los docentes, en realidad todos los habitantes de la ruta 86 apoyamos en forma incondicional la obra de la ruta 28".

Más opiniones

El intendente de Estanislao del Campo, Roque Zarza al hablar recordó que "El proyecto hidrovial de la ruta 28 nos cambió la vida a los pueblos que estamos situados a la vera de la ruta nacional 81, entre ellos a Estanislao del Campo, que padeció por muchos años el problema del agua".

Historió Zarza que "Nosotros esperábamos los trenes en el ferrocarril y me consta porque yo también corría a las vías para buscar agua para mi casa. Llegaban trenes especiales desde la ciudad de Formosa para abastecernos de agua potable, esa era nuestra realidad".

Contó que "Después desapareció el ferrocarril y se presenta otra realidad distinta. Teníamos que salir a buscar agua a parajes vecinos en camiones, tractores, caminando para abastecer a nuestra pequeña planta de agua potable. Recibíamos agua dos o tres horas al día".

Sostuvo que "Hoy la realidad es otra, nosotros recibimos las aguas del bañado La Estrella y tenemos agua los 365 días del año todo el día. Estanislao del Campo recibe agua desde el Monte lIndo, desde ahí a través de un canal recibimos el agua en un reservorio que abastece a la planta. Gracias a esto tenemos una planta moderna, grande, que nos llena de expectativas y nos da soluciones".

"Cómo no vamos a agradecer esta obra. Nos cambió la vida, nos dio esperanza, por eso creo que esta obra es magistralmente buena" destacó.

Moreno

La diputada provincial Sandra Moreno defendió el proyecto al señalar que "cuando escuchaba los beneficios de esta obra que fue analizada, pensaba en mis abuelos que vivieron desde 1920 en un campo situado a 20 kilómetros de acá y que no hubieran soñado jamás en una obra de esta naturaleza cuando tenían que atravesar hasta Las lomitas durante varios días con sus animales para poder subirlos al tren para venderlos en Salta".

"Este tipo de obras hace mucho bien a las comunidades que alguna vez pensamos que podían estar desintegradas al gobierno provincial y que hoy son incluidas por una política de inclusión que aplica el sr gobernador a través de un plan estratégico de gobierno".

Señaló la legisladora que "Escuchábamos a los compañeros de las distintas regiones de la provincia, productores y pobladores del oeste y el este hablando de inundaciones en algunos casos, sequias en otros. Esta ha sido la historia de nuestro territorio, esto que hoy forma el Bañado La Estrella era el caudaloso Rio Pilcomayo que nos separaba como limite a la Argentina del Paraguay. En las décadas en que se trasladaba el agua seguramente los productores de aquella época habrán padecido las consecuencias y la famosa situación del bordo cuando bajaban las aguas".

"Esta obra de la ruta 28 que es compleja, de carácter hidrovial, cuya primer parte ya se desarrolló, es muy importante. Seguramente como toda obra publica en el momento que se va realizando genera inconvenientes para quienes viven allí. Los beneficios ya están a la vista, la obra da agua a los habitantes que viven a la vera de la ruta 81 y 86. La obra de pavimentación de la ruta 28 que no modificará en nada el nivel de la ruta, sino que tiene beneficios y una posibilidad de desarrollo económico para la región, también tiene beneficios sus pobladores".

Comentá la nota