Luego de varios meses comienzan a tratar la regulación de la ubicación de antenas

La iniciativa de los concejales del Frente Grande, Alfredo Martín y Silvia Paz, pretende evitar la contaminación visual y posibles daños a la salud. Si se aprueba este proyecto que se presentó hace medio año, las antenas no podrán instalarse a menos de 200 metros de escuelas, clubes y centros de salud. Ante la inexistencia de una normativa, estos artefactos están dispersos por toda la ciudad.
"Ni el municipio ni la provincia tienen capacidad de poder prohibir que esas antenas se instalen. Lo único que podemos hacer, que no es poco y debemos hacerlo por la seguridad de los vecinos, es determinar en qué lugar pueden instalarse", explicó Alfredo Martín.

Entendió que "esta autoridad debió ejercerse antes, y no dejar a las empresas que las pongan donde quieran, porque hoy alquilan o compran terrenos y colocan sus antenas sin ningún parámetro", cuestionó.

Aseguró haber recibido "la preocupación de muchos vecinos que tienen antenas de gran potencia cerca de sus casas", por lo que anheló "que la Ordenanza se apruebe rápido". Sin embargo, marcó que "hace más de seis meses la presentamos, pero había muchos proyectos en la comisión de Obras y Servicios Públicos, y se trataron otras cuestiones coyunturales o más urgentes".

En los argumentos del proyecto, Martín y Paz afirmaron que hoy las antenas son colocadas indiscriminadamente en edificios o en predios privados o públicos, con impactos de diferente índole, que aún no son suficientemente evaluados en el medio ambiente, ni en la salud de la población.

Definieron, al respecto, la necesidad de evitar "la contaminación visual, magnética y sonora que repercuta desfavorablemente en el medio ambiente", y recordaron que la Organización Mundial de la Salud aconsejó la elaboración de normas sobre los límites de exposición humana a campos electromagnéticos, al no existir aún datos científicos suficientemente válidos.

El proyecto, regula dentro de la jurisdicción de la Municipalidad la ubicación de las antenas, exigiendo se tramite la autorización de la comuna, para cuyo acceso sería indispensable la presentación de la licencia otorgada por la autoridad nacional competente, certificado de radiación de la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC), y un análisis preliminar del entorno, entre otros. Además, se propone prohibir la instalación de este tipo de estructuras a una distancia menor a 200 metros de centros de salud, centros educativos y clubes.

Comentá la nota