Luego de los roces, Ciurca prestó fondos a Saracco

Luego de los roces, Ciurca prestó fondos a Saracco
Seguridad aceptó transferir 20 millones de pesos en forma provisoria, hasta que la Provincia defina cómo paliar el déficit.
Los chisporroteos entre Hacienda y Seguridad se subsanaron y ahora Salud podrá contar con los recursos para atender las necesidades más urgentes. "Necesitamos más de 20 millones para cerrar el año", destacó una vez más el ministro Aldo Sergio Saracco.

Por eso ayer, junto a Adrián Cerroni, de Hacienda, y Carlos Ciurca, de Seguridad, se mostraron unidos y aclararon que ninguno tiene inconvenientes en aportar los recursos que necesiten las áreas más vulnerables.

Es decir que los movimientos de partidas de una jurisdicción a otra son un hecho y los primeros $ 5 millones ya tienen destino: irán a la compra de los insumos mínimos indispensables (monodrogas, descartables) para el funcionamiento diario de los cuatro hospitales públicos más importantes de la provincia: Lagomaggiore, Schestakow, Notti y Central.

Igualmente, la intención es evitar estas transferencias y especialmente se debate cómo enfrentar los últimos meses del año (noviembre y diciembre) cuando se sienta el faltante de 300 millones de pesos por el aumento del gasto público frente a un congelamiento de los ingresos.

"El gasto promedio de la Provincia es de entre $ 500 millones y $ 600 millones mensuales. Hasta ahora los ministerios vienen ejecutando sus presupuestos normalmente. Pero la falta de recursos se verá claramente a fin de año. Con Salud lo que sucedió es que se adelantó la crisis por situaciones externas, como la gripe A y el aumento de los costos de los medicamentos, entre otras cosas.

Pero no podemos esperar al último mes para decidir qué hacer. Hay que anticiparse y para eso hay mercados para obtener capitales. Hay muchas posibilidades de crédito", aseguró un optimista Cerroni.

En contrapartida, el titular de Hacienda se resistió a pensar en un futuro negro si no se hacen de capital. "Se podría posponer el pago a los proveedores como una medida", pensó, pero a renglón seguido acotó: "No lo pongás porque no será noticia; no vamos a llegar a esa instancia".

"No hay inconvenientes en el trato entre ministerios", remarcaron los ministros para despejar los rumores sobre discusiones internas por la reasignación de partidas de áreas con recursos, específicamente Seguridad, a otras con dificultades presupuestarias.

Por eso se encargaron de aclarar que "es algo normal dentro de la administración. Son fondos que se van a transferir en forma temporaria y cuando la Provincia defina cuál va a ser la forma de financiamiento hasta fin de año, para poder cubrir el presupuesto, se van a reintegrar los recursos a los ministerios que los hayan prestado", advirtió Cerroni.

Las urgencias por contar con fondos frescos para atender los requerimientos cotidianos partieron de Salud y Desarrollo Humano. Entre ambos ministerios necesitan $ 25 millones para cerrar el año sin perjudicar las prestaciones. Pero la idea de reasignar partidas de un ministerio a otro generó tensión en Casa de Gobierno.

"Es normal que nadie quiera desprenderse de fondos", destacó el titular de Hacienda.

Pero después de una extensa charla con el Gobernador, los tres ministros fumaron la pipa de la paz, como bromearon en público, y acordaron la realización de "modificaciones presupuestarias", con carácter transitorio, como las catalogó Cerroni.

En este sentido Ciurca, el hombre que tiene $ 35 millones "libres" en su ministerio, aseguró que si bien hay pagos comprometidos a futuro, momentáneamente puede hacerse uso de esos fondos.

"El plan de inversiones sigue intacto y fue ratificado por el Gobernador. No vamos a disminuir el nivel de adquisiciones (vehículos, tecnología, armamento) que está programado, pero entre la licitación, la adjudicación y el pago de los bienes hay un tiempo de espera. Mientras tanto esos recursos se pueden utilizar", explicó el ministro.

Comentá la nota