Luego de relanzar su gestión, Jaque fue a pasar la Navidad a Malargüe

Visitó el hospital regional y llevó regalos para los niños que pasarán esta noche internados.
Cinco días después de relanzar la gestión, Celso Jaque se recluyó en Malargüe para pasar en familia la Navidad. Como es costumbre del mandatario casi siempre que regresa a su departamento de origen, esta mañana visitó el hospital regional y llevó regalos para los niños que pasarán la noche buena internados en el centro sanitario.

Lejos del ruido del dinero que copa la agenda ministerial en plena negociación por la aprobación del Presupuesto 2010 y demasiado cerca del cambio en la conducción de tres ministerios hipersensibles del Gabinete como para establecer balances de resultados, la estadía navideña del gobernador en Malargüe no pretende mucho más resultados que el descanso del mandatario.

Una causa de desveló para las minivacaciones que se extenderían hasta el domingo es la languidez de las cuentas públicas y la necesidad de definir la vía de financiamiento para el abultado déficit de la gestión en 2009. Antes de que termine el año, el mandatario y el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, podrían anunciar el acuerdo con el Banco Nación para un crédito puente de $100 millones que se viene negociando en las últimas semanas.

El ministro había advertido días atrás que de no mediar un empréstito, la provincia tendría problemas para pagar los sueldos de diciembre, aunque posteriormente Cerroni garantizó que el depósito de los salarios públicos se hará con o sin financiamiento. Quienes no tienen ninguna chance de cobrar sus acreencias si no hay dinero fresco con cargo de devolución son los proveedores del Estado, quienes padecen atrasos superiores a los seis meses.

Comentá la nota