Luego de una nota publicada por El Diario Tras las protestas, comenzaron trabajos para evitar inundaciones

Los vecinos de Las Margaritas habían denunciado que sufren inundaciones y que sus pedidos se repiten desde hace más de 20 años. El Municipio comenzó a dar respuestas.
Las máquinas municipales trabajan sobre el zanjón que provoca inundaciones.

El Municipio puso en marcha una serie de obras tendientes principalmente a evitar que las lluvias provoquen inundaciones en diversas zonas del distrito. Las tareas comenzaron en el barrio Las Margaritas de Pilar, desde donde la semana pasada los vecinos hicieron oír sus quejas.

Según explicó el director del Obrador Municipal, Alfredo Pintos, "se está realizando el dragado del zanjeado de la calle Ñandú" de dicho barrio, "desde la colectora hasta el (country) La Martinica". Las tareas de limpieza comenzaron el fin de semana último y se estima que podrían finalizar el próximo fin de semana.

El sábado último El Diario publicó un artículo donde los vecinos de dicho barrio ponían de manifiesto una serie de inconvenientes. Sin embargo, el más urgente estaba relacionado con las inundaciones.

Es que dicho barrio recibe las aguas pluviales del centro de Pilar. Todo va a parar a un gran zanjón ubicado en las calles Ñandú y El Zorzal. La basura acumulada evita que el agua siga su camino hacia el río Luján, el zanjón desborda y provoca inundaciones en no menos de cinco de las diez manzanas que conforman el barrio.

Poco después que el reclamo se hiciera público, el Municipio acudió con las máquinas al lugar para tratar que las próximas lluvias no vuelvan a provocar inundaciones.

Sin embargo las dificultades para los vecinos no se agotan ahí. Ante la presencia de El Diario, los frentistas pasaron revista a una serie de pedidos, muchos de ellos, que tienen más de 20 años.

Entre otros destacaron el mal estado general de las calles, la necesidad de construir una sala de primeros auxilios, ya que las más cercanas se encuentran en los barrios La Lomita y Agustoni (entre 20 y 30 cuadras, según el caso).

Además, solicitan de manera urgente el servicio de fumigación, ya que al vivir entre pastizales altos y agua estancada, los mosquitos, ratas, cucarachas, víboras y todo tipo de alimañas infecciosas habitan la zona y son realmente un peligro más que nada, para los niños que juegan en las calles.

La poda de los árboles también se convirtió en una urgencia para estos vecinos pilarenses. El año pasado, el gajo de un eucalipto destruyó el techo de la casilla de una vecina, hecho que podría haberle costada la vida.

En otras zonas

Además de Las Margaritas, el Obrador Municipal estuvo realizando trabajos de dragado en otras zonas que también padecen problemas de inundaciones. Entre otros, en los arroyos La Verde y Agustoni, y en la ruta 28 frente a la YPF. "Gracias a estos trabajos el agua circulará libremente impidiendo que se acumule y desborde ocasionando problemas entre los vecinos circundantes", señalaron desde el Municipio.

Comentá la nota