Luego de su detención, Arce será indagado por el fiscal

El viudo José Jacinto Arce, detenido ayer por el crimen de su esposa Rosana Galliano, será indagado hoy por el fiscal de Zárate-Campana Marcelo Pernici, quien le imputa el delito de homicidio calificado por el vínculo. Los otros tres imputados detenidos por el caso -la suegra Elsa Aguilar y los hermanos Pablo y Gabriel Leguizamón- también serán llevados a declarar en los próximos días.
Arce, quien pasó su primera noche preso en la comisaría de Campana, llegará alrededor de las 11:30 a la fiscalía de Boulevard Sarmiento y 9 de Julio de esa ciudad del norte del conurbano y en horas de la tarde comenzará a ser indagado.

Las fuentes aclararon que sólo Arce será indagado hoy y que los otros tres imputados detenidos por el caso -la suegra Elsa Aguilar y los hermanos Pablo y Gabriel Leguizamón- serán llevados a declarar en los días subsiguientes.

El fiscal que investiga el crimen de Rosana Galliano, Marcelo Pernici, aseguró hoy que existen "elementos suficientes" como para creer que el viudo José Arce, su madre y dos mecánicos están vinculados al homicidio y dijo que pidió que sean detenidos porque temía que pudieran "alterar rastros".

"Hay 3000 fojas en el expediente y hay un conjunto de situaciones que, para esta altura del proceso, son suficientes como para solicitar la detención de estas personas", dijo el fiscal en declaraciones radiales, donde además dijo que los detenidos comenzarán a ser indagados entre hoy y mañana aunque no aclaró con cuál de ellos comenzará.

Además, Pernici explicó que las detenciones de Arce, de su madre Elsa Aguilar y de los mecánicos Gabriel y Pablo Leguizamón fueron solicitadas en este momento porque "existían elementos como para suponer que (los apresados) podían alterar rastros o ponerse de acuerdo con terceras personas" para borrarlos.

El fiscal aclaró que a partir de esta tarde comenzará las indagatorias de los detenidos, quienes deberán declarar acusados del delito de "homicidio calificado por el vínculo".

Fuentes judiciales dijeron que posiblemente las indagatorias se extiendan al menos hasta el lunes próximo, teniendo en cuenta que Arce ya declaró en otras oportunidades ante la Justicia y su testimonio fue muy extenso.

Pernici relató hoy que la situación del viudo y del resto de los detenidos cambió drásticamente en los últimos meses debido a la declaración de al menos dos testigos que los vincularon directamente con el hecho, y por el hallazgo de vainas y plomos disparados con la misma arma utilizada en el homicidio.

"Surgieron pruebas en los últimos dos meses, sobre todo una pericia balística que se hizo en jurisdicción de San Martín que comprometió mucho la situación de estas personas, más algunos testimonios que fueron cerrando huecos que teníamos en esta causa compleja", dijo.

Los voceros explicaron que las detenciones están fundamentadas en dos declaraciones testimoniales que fueron clave para robustecer la línea investigativa que apuntó desde el inicio del caso al viudo Arce.

Según esos testimonios, Arce les encargó el crimen a los hermanos Leguizamón, uno de los cuales actuó como sicario la noche del 16 de enero de 2008 en la casa de El Remanso donde había vivido la pareja.

Siempre según esta hipótesis, Arce pagó por el asesinato de su esposa la suma de 20.000 dólares que fueron aportados por su madre, lo cual fue terminantemente negado por el viudo poco antes de que la Policía se lo llevara preso.

Los voceros contaron que en un allanamiento realizado a comienzos de año en un descampado cerca de la casa de los Leguizamón, la Policía encontró cápsulas servidas del mismo calibre, 11.25, y de la misma marca que los proyectiles utilizados para ejecutar a Galliano.

Luego, mediante peritajes se determinó que las balas habían sido disparadas con la misma pistola con la que se mató a Rosana, por lo que los pesquisas suponen que los sicarios probaron el arma homicida antes de cometer el crimen.

Respecto a la relación de Arce con los hermanos Leguizamón, el fiscal dijo que "se conocen hace muchísimos años y días previos (al crimen de Rosana) tuvieron varias reuniones".

En este punto, Pernici resaltó la importancia de la declaración de un testigo de identidad reservada que dijo haber escuchado el final de una conversación donde se señala, palabras más palabras menos, que "todo estaba preparado".

También, el fiscal hizo referencia a la declaración de "una mujer que tenia vínculo con alguno de los acusados, pero no vínculo de pareja. No es una mujer despechada. No vino nadie a golpear la puerta de la fiscalía sino que fue un trabajo muy extenso".

Comentá la nota