La lucha por el senado

Para los cuatro principales candidatos al Senado, la elección del domingo 28 será un peldaño clave en la escalera que conduce a 2011, cuando se jugarán los premios mayores de la política cordobesa: la Gobernación y la Intendencia capitalina. Eduardo Accastello, Luis Juez, Ramón Mestre y Eduardo Mondino analizan cómo influirá en los comicios el explosivo conflicto entre Giacomino y el Suoem, y qué pasará con los gobiernos de Juan Schiaretti y Cristina Fernández.
"Lo de Daniel es responsable"

Eduardo Accastello, candidato del Frente para la Victoria, defiende el recorte que impulsa Daniel Giacomino en la Muni.

Con la llave que abre la oficina de Julio de Vido, el ministro de Planificación Federal, construyó su liderazgo a fuerza de obras públicas financiadas por la Nación. Ahora, como estratega, busca cumplir con los Kirchner sentando a Carmen Nebreda en una banca de la Cámara de Diputados. Y, de paso, hacer que sus propias acciones trepen en el peronismo cordobés. En el ajedrez que juega, apuesta a que la embestida del alfil Daniel Giacomino contra la peonada del Suoem le sume votos. Por eso, defiende el recorte de salarios municipales.

–¿Cómo impactará en la elección el conflicto entre el Suoem y el intendente Giacomino?

–Poner en caja a la Municipalidad de Córdoba es la política de gestión más importante en los últimos años. Lo que está haciendo Daniel es lo que hemos hecho los intendentes responsables, porque es una condición para poder hacer obras y brindar servicios. Así lo hice en Villa María.

–En este contexto, ¿la figura de Giacomino traccionará votos hacia usted?

–Los votos serán traccionados por todos. Por Olga (Riutort), por Giacomino, por los gremios, por Haidé Giri, por Ricardo Moreno, por todas las fuerzas políticas. Acá no se plebiscita la gestión de Giacomino en la Municipalidad, eso debe quedar claro.

–¿No es tramposo que en su campaña no aparezcan los emblemas del kirchnerismo?

–Que yo sepa los Kirchner no son candidatos en Córdoba. Usted no le pregunta a Mondino, a Juez o a Schiaretti por Menem o Cavallo. Todos ellos fueron funcionarios de Menem y Cavallo. Nadie le recuerda a Schiaretti que él, como secretario de Industria de Cavallo, privatizó la fábrica militar de aviones. Yo no soy kirchnerista, soy profundamente peronista. Y soy el candidato a senador del Frente para la Victoria, un espacio político pluralista que defiende el modelo productivo y peronista que actualmente conduce Cristina.

–¿Hay dos peronismos en Córdoba?

–No, el peronismo es uno solo. El gobernador Schiaretti es el principal responsable que los peronistas de Córdoba estemos desunidos en estas elecciones.

–El Frente para la Victoria jamás ganó en Córdoba ¿Cuál es su expectativa?

–Los cordobeses deben analizar de qué sirve tener senadores que no tengan diálogo institucional con el Gobierno nacional. La prioridad debe ser normalizar las relaciones entre Córdoba y la Nación, y ahí yo jugaré un rol fundamental.

–¿El futuro del Gobierno nacional está atado al resultado electoral?

–No se plebiscita la gestión de la Presidenta, se eligen legisladores nacionales. Más allá del resultado electoral, el país está encaminado a recuperarse, con un crecimiento proyectado del 3 por ciento, con una economía previsible, y con una normalización en el diálogo entre los argentinos.

"Es la maniobra de un soldado"

Luis Juez es el candidato a vencer. Puntea todas las encuestas, pero quedó en la línea de fuego cuando explotó el conflicto municipal.

Su cosecha de votos tendrá lecturas políticas (e implicancias en las gestiones municipal y provincial) que trascenderán al 28 de junio. El conflicto en la ciudad, y la responsabilidad que en éste le atribuyen a él los otros candidatos, puso en el eje del debate político su gestión. El virtual candidato a gobernador cree que "la gente se dio cuenta que es una maniobra de un soldado de Cristina".

–¿Por qué sostiene que el conflicto Municipalidad–Suoem no lo afectará?

–La gente tiene un rechazo natural por el empleado público, y más cuando se manifiestan violentamente. Pero los muchachos (por los candidatos) están tan desesperados que dejaron la maniobra en evidencia... Agustín Spina (el juez que hizo lugar al amparo de Mondino) es un juez de la servilleta de (Domingo) Carbonetti, y armó todo para que Mondino aparezca como un mediador... fue una maniobra, y así lo ve la gente.

–¿No se municipalizará el escenario electoral?

–No. El conflicto hizo un ruido en un sector de la sociedad, pero los sectores populares que no tienen servicios mínimos también toman nota: la decisión política de Giacomino de tributar electoralmente a Cristina los priva de los servicios básicos, les impide nebulizar a los chicos en el dispensario.

–Pero su gestión municipal está bajo la lupa.

–Giacomino no puede sumar electoralmente, por lo que desata un conflicto de impredecibles consecuencias, involucrando a mi gestión. Pero, para que quede claro: el supuesto ahorro que dice Giacomino no es tal porque el tipo despilfarra contratando 800 monotributistas, sostenido actividades deficitarias. Mestre y Martí gastaban en personal más que lo que se gastó en mi gestión, que fue el 54 por ciento de los ingresos.

–¿Y lo afecta o no?

– ¡No! Es como si yo dijera que la pésima gestión de los Kirchner lo complica a Accastello; o que la corrupción de De la Sota y Schiaretti lo pone en una situación delicada a Mondino; o que la incongruencia del radicalismo lo afecta a Mestre.

–¿Se ha puesto como meta ganar por más de 10 puntos?

–No. Me interesa tener un triunfo contundente por lo que viene: un desafío muy grande que es ser gobernador de una provincia que, si no lo controlamos a Schiaretti, si no le exigimos que deje de tomar créditos, será un páramo. Pero no importa la diferencia. Superando los 5 puntos está. Con dos mangos enfrentamos a los aparatos nacionales y provinciales, superamos a la plata del Gobierno provincial puesta en la campaña del radicalismo; si le saco 5 puntos es un golazo.

–¿Cómo cree que será el escenario poselectoral?

–Temo que el Gobierno nacional no sepa hacer una lectura de las urnas, que no entienda que aunque gane en Buenos Aires y no tenga una derrota catastrófica en Santa Fe crea que tiene respaldo popular.

–¿Si pierde Cristina debería renunciar?

–No, deberá convertirse en Presidenta, no en modelo.

"Juez no quiso frenar al Suoem"

Ramón Mestre apuesta a que los cordobeses le facturen a Luis Juez la crisis en el Palacio 6 de Julio, y a Schiaretti la gestión provincial.

Jugó a fondo cuando decidió tumbar el preacuerdo electoral que Mario Negri había tejido con Luis Juez. Puede ser uno de los ganadores del próximo domingo, o tener que soportar un interminable pase de facturas si queda afuera del Senado.

–¿Qué votará la gente el domingo?

–Lo lógico sería que la gente vote un cambio de rumbo a nivel nacional, pero lo que he observado es que hay un reclamo muy grande de soluciones, con lo cual creo que los cordobeses van a castigar la falta de gestión, tanto en la provincia como en la ciudad.

–Entonces, ¿se relegará el análisis de la situación nacional priorizando las cuestiones locales?

–Todo parece indicar que sí, aunque no creo que sea lo correcto. Pero la realidad es que los vecinos piden asfalto, cloacas, trabajo, servicios, dispensarios.

–¿Influirá en las preferencias electorales el conflicto municipal?

–Ha dejado en evidencia la irresponsabilidad de quienes han gobernado la ciudad en los últimos seis años, quienes no han sabido o no han querido poner límites a la corporación sindical que encabeza Rubén Daniele. Y esa crítica va a reflejarse en la elección. Al menos, eso sería lo lógico: en el marco de elegir bien, no nos podemos quejar si elegimos a los responsables de la debacle de la ciudad. Ni Juez ni Giacomino, por acción u omisión, han sabido o han querido instrumentar los cambios para mejorar los servicios.

–En este marco, ¿cuál es su expectativa sobre los resultados de la elección?

–Hacer una elección que permita a la UCR estar en el Senado para defender los intereses de Córdoba.

–Usted obtuvo en setiembre de 2007 un buen resultado al salir segundo en la ciudad de Córdoba. Ahora, se expone a quedar tercero y no lograr la banca. ¿No arriesga ese plafón electoral que había logrado?

–La verdad es que mucho más importante que mi futuro político es intentar dotar a Córdoba de los recursos que el Gobierno nacional, con la complicidad de los legisladores nacionales de Juez y Schiaretti, le ha confiscado y le ha quitado, para eso vamos al Congreso nacional.

–¿Cómo hará para que las propuestas no queden en un listado de buenas intenciones?

–La UCR es parte central de la alianza interparlamentaria que le dio un golpe a los Kirchner cuando volteó la Resolución 125 (que fijaba las retenciones móviles). Ése será el instrumento político del Congreso para fijar el rumbo del país.

–¿Cree que existe alguna posibilidad de que el gobernador Schiaretti pacte con el Gobierno nacional tras las elecciones?

–No sólo Schiaretti... todos son peronistas y ya estuvieron con los Kirchner por complicidad o conveniencia. Nada asegura que no vuelvan a estar.

"Es una pelea entre ex socios"

El peronista Eduardo Mondino capitalizó la pelea entre Giaco y el Suoem presentando un recurso de amparo judicial.

Posicionó su candidatura a fuerza de avisos y golpes de efecto. El último: tras un recurso de amparo que presentó en la Justicia, un juez sentó en una mesa a Giacomino y Rubén Daniele, el jefe del Suoem. "Si me dejan patear, gano por goleada", dice, y apunta sus cañones hacia Luis Juez, el rival que todo peronista cordobés quiere vencer.

–¿Cómo influirá el conflicto municipal en los comicios del domingo próximo?

– No sé, pero sí sé que ha dejado al descubierto que desde 2003 a la fecha la gestión municipal ha sido desastrosa, y eso incluye a Juez, Giacomino y Daniele. Ha dejado a la vista de todos los cordobeses que se están disputando cuentas entre quienes fueron socios.

–El peronismo va dividido, lo que atentaría contra sus chances electorales. ¿Lo afectará la dispersión del militante peronista?

–Hemos consolidado el voto peronista en el interior, y en los próximos días lo consolidaremos en Capital. La opción peronista es Unión por Córdoba, porque la lista del Frente para la Victoria es la que Kirchner ha puesto en la provincia para perjudicar al gobernador Schiaretti.

–¿Le sirve al peronismo de Córdoba salir segundo?

–No. El peronismo tiene que ganar para garantizar la gobernabilidad en la provincia y demostrarle al Gobierno nacional que el de Córdoba es un gobierno fuerte que defiende los intereses de los cordobeses.

–¿Unión por Córdoba conservará el piso electoral?

–Creo que sí, porque voy a llegar cabeza a cabeza (con Juez). Será una elección muy reñida que se definirá por los indecisos. Y, en ese marco, no tengo dudas que el conflicto entre la Municipalidad y el Suoem ha puesto sobre la mesa –y no hemos sido nosotros sino el propio Frente Cívico el que lo ha hecho– un elemento que no aparecía: el paso por la gestión pública de Luis Juez.

–¿Cuál será el mensaje de las urnas a nivel nacional?

–El día 28 habrá un cambio sustancial del mapa político, y el Gobierno nacional deberá cambiar su estilo y discutir con todos los sectores, incluyendo a los gobernadores, un plan de gobierno.

–Y si no cambia, ¿qué escenario vislumbra para Córdoba, que es una provincia con fuerte dependencia económica de la Nación?

–Si el Gobierno no cambia de actitud, la situación se va a poner difícil. Pero espero una reacción responsable de la Presidenta, acatando el mensaje de los argentinos.

–¿Para usted esta elección es un trampolín para el 2011?

–Falta mucho... toda elección genera posicionamientos, y mi expectativa de toda mi vida política es ser gobernador de Córdoba, aunque no quiere decir que lo pueda ser en 2011.

–Si triunfa Unión por Córdoba, ¿Schiaretti será presidenciable?

–Él es un dirigente con proyección nacional que tiene que estar en la mesa que armará el peronismo que viene.

Qué se vota

Se elige: Córdoba renueva las tres bancas en el Senado nacional. Se reparten dos para la mayoría y una para la primera minoría.

Se van: Carlos Rossi (Frente Cívico), Haidé Giri (Frente para la Victoria) y Roberto Urquía (PJ).

Pelean por entrar. Se presentan 13 listas, pero habrá en el cuarto oscuro 23 boletas.

Candidatos. Luis Juez y Norma Morandini por el Frente Cívico, Ramón Mestre y Marta Borello por la UCR, Eduardo Mondino y Evelina Feraudo por el PJ, y Eduardo Accastello y Victoria Flores por el kirchnerismo.

Debate. Esta noche, desde las 22, por Canal Doce y lavoz.com.ar debaten Accastello, Juez, Mestre y Mondino.

Comentá la nota