"La lucha con Israel no es porque son judíos"

El líder de la organización, Jaled Meshal, explicó que su lucha no guarda un trasfondo antisemita. "Somos víctimas de un proyecto colonial", aseguró.
El líder de la organización palestina Hamás, Jaled Meshal, brindó una entrevista a la revista británica New Statesman en la que aseguró que la lucha de su pueblo con Israel es "porque nos invadieron no porque sean judíos".

Meshal, que vive exiliado en Siria, afirmó que los palestinos son "víctimas de un proyecto colonial llamado Israel" y negó cualquier tipo de antisemitismo: "Por principio no tenemos nada contra los judíos o cristianos, pero sí que tenemos un problema con quienes nos atacan y nos oprimen".

Durante la entrevista, que fue realizada por el político laboralista británico Ken Livingstone, el líder de Hamas explicó que a través de muchos siglos, cristianos, judíos y musulmanes convivieron pacíficamente en esa parte del mundo. "Nuestra sociedad no conoció el racismo o el genocidio que ha habido en Europa", sostuvo.

A su vez Meshal justifica los enfrentamientos con el estado de Israel al señalar que su pueblo "lleva años sufriendo opresión" y denunció que "la mitad de nuestra gente se ha visto desposeído y se le niega el derecho a retornar a sus hogares y la otra mitad vive bajo un régimen de ocupación que viola sus derechos humanos fundamentales".

Según el máximo dirigente de la organización palestina su lucha busca ponerle "fin a la ocupación y la devolución a los palestinos de los derechos que les fueron arrebatados" y se pregunta porque castigan a Palestina por las injusticias sufridas por los judíos, que no fueron perpetradas por árabes ni musulmanes.

Al ser consultado por la situación en Gaza, gobernada por Hamás, Meshal explicó que los israelíes argumentan que someten al territorio por motivos de seguridad pero su "intencióin real es presionar a Hamás castigando a toda la población". "La seguridad es una de las mayores preocupaciones (de los israelíes), no es su principal motivación", dice el líder Palestino.

Su objetivo principal, aseguró, es "provocar un golpe contra los resultados de las elecciones democráticas que llevaron a Hamás al poder. Los israelíes y sus aliados tratan de hacer fracasar a Hamás persiguiendo al pueblo".

Y agregó: "Ejercer sus derechos democráticos es algo que los israelíes consideran un delito. A todos esos palestinos (detenidos) los llevan ante un sistema israelí de justicia que no tiene, sin embargo, nada que ver con la justicia", expresó Meshal y concluyó: "En Israel funcionan dos sistema de justicia, uno se aplica a los israelíes y otro a los palestinos. Es un régimen de apartheid".

Comentá la nota