Las luces de mi ciudad

El titular de la sociedad de fomento del barrio Jorge Newbery se queja por el retraso de la Municipalidad para concretar obras de alumbrado. Incluso, señala que hay promesas que no se cumplen. Y asegura que es "muy difícil" acercarse a dialogar con José María Conte, encargado de Vialidad municipalidad.
El mecanismo ya se conoce: acto oficial, recorrida por el barrio, tres o cuatro frases de rigor, la foto con cara de preocupación y listo. Al otro día nadie se acuerda. O sí, hay gente que se acuerda, son aquellos cansados de las promesas que ven cómo día a día sus barrios se pauperizan y desmerecen por la falta de servicios y beneficios que debe acercar la Municipalidad.

El titular de la sociedad de fomento Jorge Newbery, el ex piquetero Mario Pucce, es uno de los que han recibido anuncios y está a la espera de las concreciones. En este caso se trata de luminarias. Sin embargo, en este tema se da una situación particular: una empresa de Buenos Aires pasa por las casas ofreciendo la instalación por izquierda de alumbrado en las calles. Esto, que se conoce en las altas esferas, no es controlado. De hecho, le sirve a la Municipalidad para dar respuestas allí donde no llega.

N&P:- ¿Qué área de la ciudad está reclamando por una política de instalación de luminarias?

M.P.:- La verdad es que, por lo que se nota en los medios, toda Mar del Plata está reclamando luminarias. Se ve que es grave en todos lados. Nosotros nos unimos con otros barrios de la zona oeste: la gente de La Herradura con su presidente; la gente de Santa Rosa de Lima y la sociedad de fomento Ameghino, conjuntamente con la sociedad de fomento Newbery. Primero fuimos por un viejo reclamo, y es que hace siete u ocho meses que venimos insistiendo con las luminarias de la avenida Colón desde 212 hasta Tarantino. Y Tarantino desde la ruta hasta el hipódromo. Lo que nosotros pretendemos desde hace un año es la iluminación de esa arteria.

N&P:- ¿Qué respuesta obtuvieron de parte de las autoridades municipales?

M.P.:- A raíz de distintas movilizaciones que hicimos junto con estas sociedades de fomento se logró que se anunciara una obra, e incluso que se hiciera la licitación hace unos cuatro meses. Sin embargo, la obra sigue sin hacerse y es en principio una preocupación muy grande porque es una zona muy oscura; la avenida es una boca de lobos, y de noche es un desagote de la ruta 226, con todos los trastornos que eso trae. En principio es uno de los reclamos que venimos haciendo y que no entendemos por qué la obra no comienza; por qué, si hay dinero de la Provincia o de la Nación, que ha venido a la ciudad, no se comienza con lo planificado. Eso por un lado, y por el otro el reclamo de las luminarias de adentro del barrio. Nosotros estamos realmente a oscuras, en principio porque hay pocos focos, y los pocos que hay están rotos.

N&P:- ¿Por qué no les cambian las luminarias?

M.P.:- No se cambian porque aparentemente hay una posibilidad de recambio de focos en toda Mar del Plata con una luminaria más económica y que según dicen ilumina más, pero no se hace. Sabemos que se puede haber comenzado por otros barrios, pero nosotros estamos a oscuras. Sabemos también –aunque no por información directa-, que hay una posibilidad de lo que algunos llaman "alumbrado especial", de hacerlo en algunos barrios. Por lo que hemos visto, y reitero que no hemos tenido la información oficial, es muy poco lo que se va a hacer en este barrio con el alumbrado especial. Entonces estamos muy preocupados, porque el Municipio ni nos informa. Deberíamos en principio habernos sentado con las entidades vecinales a charlar.

Sin diálogo

N&P:- ¿Es verdad que les resulta muy difícil sentarse a dialogar con José María Conte, el titular del Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado?

M.P.:- Tienen razón los vecinos, es muy difícil hablar con Conte. Primero, por dónde está, y segundo por lo que es. Es realmente complicado hablar con él. Creo que está mal enfocado, y fíjese lo que pasa: a raíz de este problema, hay una empresa que según dicen es de Buenos Aires, que vende focos y los coloca. Nosotros, cuando podíamos colocar focos a través del pago de los vecinos, por la ordenanza ya vieja del Municipio, nos costaba $650 un bracito en las empresas de Mar del Plata que venden luminarias. Hoy anda esta empresa de Buenos Aires colocando focos, tocando timbre, ofertando colocar las luminarias en los postes a $450.

N&P:- ¿Y este sistema es utilizado por los vecinos?

M.P.:- Hay cuadras enteras que nosotros hemos visto en algunos barrios aledaños. Y en nuestro barrio esta colocación por izquierda, por llamarla de algún modo, que se cuelga de los cables, la cobran $450. Es decir que la desidia municipal de no tomar el toro por las astas al no poner las nuevas, al no hacer nada, ha permitido que esta gente inescrupulosa haga negocios y ¿a qué precio?: regalado. Esto hace que seamos suspicaces al respecto. ¿Por qué colocado y todo cuesta $450?

Comentá la nota