Lozano pretendia nueve millones por el atraso en acceder a locales comunales

El empresario jujeño Roque Lozano pretendía cobrarle a la Municipalidad de Salta $8.900.000 pesos en concepto de multa por el atraso a en acceder a los inmuebles que permutó al municipio salteño. Así se supo ayer luego que se conociera que la comuna local acordó pagar un millón y medio de pesos en cheques diferidos.
La Municipalidad de Salta tenia que entregar los inmuebles el primero de enero de 2008, pero por diferentes circunstancias atrasó, la entrega. Fue entonces que Lozano interpuso un recurso administrativo por 8.900.000 pesos, en concepto resarcimiento y multas.

Fue entonces que el jefe de Gabinete municipal Jorge Vidal Casas comenzó una serie de negociaciones que terminaron con el acuerdo por el millón y medio de pesos.

Para ello, el funcionario municipal consultó previamente al Procurador Municipal y a todos los secretarios.

Las tratativas demandaron dos meses de gestiones para llegar a un acuerdo por todo concepto.

La Municipalidad de Salta reconoció al empresario Roque Lozano el pago de $1.500.000 en concepto de valor de alquiler de los inmuebles que Lozano recibió de la Municipalidad, en la operación de permuta por el local donde se instaló el Centro Cívico Municipal sobre avenida Paraguay.

En el caso de las casas de la calle Florida, dos propiedades de valor arquitectónico y patrimonial ubicadas en el área central, Lozano tenía previsto realizar un emprendimiento comercial tirando abajo los edificios, con lo cual se desprende que el Ejecutivo municipal y los concejales de entonces, al menos los del oficialismo aprobaron la venta de los inmuebles protegidos por la legislación provincial y municipal.

La operación inmobiliaria de permuta entre Lozano y La Municipalidad fue aprobada por ordenanza 12968. Lozano entregó el galpón de avenida Paraguay y recibió además de las casas de La Florida 62 y 86, los inmuebles de calle San Luis 101, un predio de una manzana de altísimo valor inmobiliario, donde funcionaba la secretaría de Obras Públicas municipal que corresponden a las matrículas catastrales 29.013,29.018, 29.019, 29.020, 29.021 y 29.022.

Lozano recibió también un inmueble de Hipólito Irigoyen 353 matrícula 6.770 y el edificio de San Martín y Jujuy matrícula 12.08

El acuerdo de pago establece que Lozano renuncia expresamente a cualquier reclamo referido a la percepción de multas y penalidades pactadas.

Se establecen nuevas fechas improrrogables de entrega, que ya se cumplieron por lo que Lozano está en posesión de las propiedades.

Comentá la nota