LOUSTEAU QUIERE DISCUSION "PROFUNDA" SOBRE SISTEMA PREVISIONAL Y VINCULA MEDIDA A "URGENCIAS FISCALES"

BUENOS AIRES, oct 27 (DyN) - El ex ministro de Economía Martín Lousteau propuso hoy que el Gobierno impulse "una discusión profunda, de largo plazo, concienzuda" para reformular el sistema jubilatorio y vinculó la decisión de estatizar las AJFP a "urgencias fiscales" derivadas de la "fenomenal" crisis financiera mundial.

"El sistema de capitalización no ha funcionado", aseveró Lousteau, quien indicó que los haberes previsionales siguen siendo insuficientes pese a los distintos mecanismos que se han implementado, y recomendó propiciar "un debate muy amplio" en lugar de intentar reformas en forma apresurada y sin las debidas consultas previas.

Expresó que "no tiene que dar vergüenza" al Gobierno decir que la medida "también tiene un elemento muy importante de defensa ante un mundo que se ha vuelto mucho más hostil".

"Yo no sé en detalle cómo se ha tomado la decisión, lo que sí puedo decir es que el Gobierno tiene un mecanismo relativamente repetido en cuanto a la toma de decisiones y que es excesivamente centralizado y con muy pocos ámbitos de consulta, esto también lo he vivido personalmente", respondió Lousteau sobre el estilo de la administración kirchnerista.

Lousteau, el ministro que se recordará por haber sido quien anunció las retenciones móviles agropecuarias que dispararon un prolongado conflicto con el campo, estimó que en el Congreso "hay señales de que se quiere discutir" el proyecto oficial de estatización de las AFJP.

En diálogo con radio Del Plata, advirtió además que "no podemos estar corriendo detrás de la urgencia" a la hora de tomar medidas de fondo sobre el sistema previsional del país.

"El inconveniente surge a la hora de pensar por qué se reforma esto con tanta urgencia cuando en cualquier Estado moderno el gasto en seguridad social es el gasto más importante que se tiene", argumentó.

Por lo tanto, opinó que hay que dar "un debate mucho más profundo de cuál es el sistema que uno pretende, cómo le quiere dar garantía a aquellos que se van a jubilar ahora y en el futuro, de que van a tener un haber suficiente para poder subsistir, un haber digno".

Apuntó que "el mundo está viviendo una crisis fenomenal como nunca ninguna persona que esté viva pueda recordar y que eso está impactando de manera muy importante en la Argentina".

Lousteau refirió que las "urgencias fiscales" también empujaron a tomar la sorpresiva decisión oficial.

"El sistema de capitalización no ha funcionado, no es para la gran mayoría de la gente. Yo he escrito un libro en el 2002 explicando por qué el sistema de AFJP no sirve para un país como la Argentina", recordó.

Asimismo, advirtió: "No nos podemos permitir en la Argentina dar vuelta las prioridades, nuestra prioridad tiene que ser tener un sistema previsional que le dé certidumbre a la gente, a largo plazo, que sea solvente y que dé buenos haberes, eso se puede conseguir".

"Los elementos de la crisis se pueden atender de otra manera, no hay por qué dar vuelta de la noche a la mañana la totalidad del sistema, yo creo que nos debemos un buen debate y lo que ocurra en el Congreso también va a estar teñido de cómo se vaya modificando el humor social", acotó.

Consideró que "la única manera en que nos quedemos todos tranquilos es que haya una discusión profunda, concienzuda, de largo plazo, con datos, con cifras, con cálculos sectoriales de cuanta gente se va a jubilar, como va a ser la economía argentina, cuáles van a ser los niveles de formalidad o informalidad, cuánto van a ser los aportes de crecimiento y que en base a eso diseñemos un sistema que provea a la gente una jubilación".

"Tampoco resulta que la gente tiene buenas jubilaciones", señaló Lousteau y añadió: "Nos debemos un debate de qué sistema de jubilaciones queremos".

Comentá la nota