Loreto hará un fuerte ajuste para no quedar sin agua

LORETO, Loreto (C) El bajo caudal que arrastra el canal San Martín obligó a las autoridades a sacarlo de servicio y apelar a la responsabilidad de los loretanos para que se acomoden a un estricto plan de provisión que incluye reducir el horario de bombeo a los hogares, lo que seguramente provocará cambios en los hábitos de la gente.
La noticia fue dada ayer a EL LIBERAL por el presidente de la Cooperativa de Agua Potable Loreto, José Coronel, quien además sostuvo que la ciudad depende del caudal del mencionado acueducto para aprovisionarse por lo que se deberá racionalizarse el consumo.

"Las autoridades provinciales nos informaron recientemente que el canal San Martín suspenderá sus servicios por treinta días, tiempo necesario para que agotemos las reservas de la cooperativa si continuamos con el actual nivel de consumo, el que supera ampliamente los 3,5 millones de litros por día", precisó Coronel.

Según los controles de la cooperativa loretana, se están distribuyendo por día tres millones y medio de litros de agua, a los que se suman los treinta camiones que por día se aprovisionan para distribuir 240.000 litros del vital elemento en el interior del departamento y departamentos vecinos.

"Lo que anunciamos como un supuesto a través de EL LIBERAL, a principio de mes, lamentablemente hoy se cumple. A partir del lunes se comenzará a restringir la venta de agua a los particulares por que nuestra obligación primordial es cumplir con los socios de la cooperativa; también se reducirán los horarios de bombeo con el fin de administrar lo mejor posible las reservas que tienen que durar más de treinta días, si es que no queremos sufrir las consecuencias terribles del desabastecimiento", reflexionó el dirigente comunitario.

Según Coronel, "es sólo una estimación los 30 días de plazo para que el canal San Martín sea habilitado nuevamente", por esta razón se extremarán las medidas de control en el consumo.

"Esta situación pondrá a prueba la solidaridad de los loretanos, ya que si podemos bajar el consumo lo suficiente podremos abastecer de agua con normalidad a nuestros hermanos del interior, que están sufriendo por la falta de agua", indicó.

"Tenemos que cuidar el agua por muchas razones –insistió- pero una muy importante es la solidaridad que debemos tener con nuestros hermanos de las zonas rurales, que se proveen también de la cooperativa y son los primeros en sufrir el recorte".

Comentá la nota