Lores, el aliado que alarma al Gobierno

El legislador del MPN criticó los decretos del Gobierno; "tenemos autonomía", advirtió.
Un inesperado frente de tormenta parece cubrir el horizonte kirchnerista en el Congreso en el momento menos indicado.

Los legisladores nacionales del Movimiento Popular Neuquino (MPN), que encabeza el gobernador Jorge Sapag y se autodefinen como "aliados estratégicos" del oficialismo, marcan sus diferencias con respecto a los decretos del Gobierno que autorizan a utilizar reservas para pagar deuda externa y a remover al actual titular del Banco Central, Martín Redrado.

El problema puede agravarse en el Senado, dónde cada voto vale oro para el oficialismo y en el que hay una situación de marcada paridad entre oficialistas y opositores. "Estaremos en todo lo que signifique contribuir a solucionar esta situación", afirmó a LA NACION el senador Horacio Lores, en referencia a una posible autoconvocatoria opositora durante el verano para tratar los DNU presidenciales.

"Este es un conflicto que se ha extendido demasiado, con posiciones muy enconadas que no contribuyen al diálogo y el consenso", afirmó el senador neuquino, de habitual bajo perfil. Lores, que se reunió con Sapag esta semana, aclaró que "habría participado" de la reciente convocatoria del vicepresidente Julio Cobos en el Senado "si me hubieran invitado. Se ve que se les traspapeló la invitación. Pero con él está todo muy bien", lo disculpó Lores.

No se trató, por cierto, de una declaración aislada. José Brillo, jefe del bloque de diputados nacionales del MPN, también manifestó su "total desacuerdo" con los decretos presidenciales. "No comprendo por qué el Gobierno se empeña en transgredir y desafiar permanentemente la institucionalidad", afirmó el diputado neuquino.

Lores y Brillo explicaron que la buena sintonía entre Sapag y el kirchnerismo -anteayer mismo se firmó un préstamo de la Nación a la provincia por $140 millones para obras- no significa obediencia ciega. Podrían votar en favor de la continuidad de Redrado o en contra del decreto que autoriza usar reservas.

"Hemos votado en contra de las retenciones móviles y la ley de medios. Nos vamos a seguir manejando con autonomía", afirmó Brillo. "Mi postura ha sido la de mantener buenas relaciones, nunca la de aliado incondicional", agregó Lores.

Fuentes partidarias explicaron el llamativo gesto de rebeldía. Recordaron que el MPN, que ejerce el poder de manera interrumpida desde 1983, sostuvo un discurso de independencia en relación con los poderes nacionales de turno.

Fuentes partidarias recordaron un fallido llamado de la Presidenta a Sapag para que apoyara la ley de medios audiovisuales. "Si voté en contra de las retenciones móviles, votación que cambió la historia, es porque tenemos autonomía", agregó Lores. Declaración que causará escalofríos en el kirchnerismo.

Comentá la nota