SAN LORENZO - Operación Lavandina

El préstamo que une a Bergessio con Boedo está a punto de expirar. Tinelli buscará convencerlo para que se cope.
Podrá decirse que convence a más de dos millones de personas diariamente para que lo sigan del otro lado del vidrio en las noches de Canal 13, pero aquí necesitará otros argumentos, más allá de que el grupo aportante del que es su rostro saliente atesora el 50% del pase (la otra mitad es de Raúl Delgado). Con el Grupo 8 de la Copa Libertadores expectante, brindándole una nueva oportunidad a la obsesión histórica; con San Luis de Potosí, Universitario de Perú y Libertad de Paraguay mirando de reojo, San Lorenzo intenta retener a uno de sus ases, al que permaneció más allá de junio luego de la apuesta copera (D'Alessandro emigró a Brasil). Entre las fichas del armado del Ciclón 2009, hay una grande, tamaño monstruo, puesta en la continuidad de Gonzalo Bergessio. Tanto, que el propio Marcelo Tinelli se comprometió a hablar con el ex Platense para retenerlo otros seis meses de cara a la aventura internacional. No será sencillo, más allá de que maneja la mitad de la ficha del delantero: es observado con ganas desde el exterior. Y, claro, a Gonzalo le tira la idea de una revancha fronteras afuera del país...

La situación es la siguiente: el 31 de enero finaliza el préstamo que liga a Bergessio con San Lorenzo. Y, después de un año agitado y positivo, más allá del final empañado por la expulsión ante Boca, los interesados ya alzaron la voz. Atalanta de Italia ya parece un pretendiente eterno; Ramón Díaz ya cantó su "je" desde el América de México para que se lo arrimaran... No es para menos, desde aquel gol a Racing allá por el arranque del Clausura, tuvo momentos de alto vuelo, con el doblete en la mágica noche del 8 de mayo (el 2-2 a River, con dos hombres menos, en el Monumental) como hito, y alcanzó la Selección en la última doble jornada de Eliminatorias, la que decretó la partida de Alfio Basile al frente del combinado nacional. Eso también lo tiene en cuenta el hombre del ShowMatch, el contrato, de continuar, debería ser más suculento. Gonzalo, de 24 años, regresó de Europa (estaba en el Benfica) con la ilusión de picar en el trampolín de Boedo y pegar otro pase al exterior. Pues bien, habrá que ver cuánta fuerza tiene el anzuelo del CASLA, la motivación copera.

En la reunión que mantuvo con el presidente Rafael Savino y con el propio Tinelli, Miguel Angel Russo les confirmó su deseo de mantener a Lavandina en la plantilla. Máxime si a Silvera lo merodean otros clubes mexicanos, si lo mismo ocurre con Menseguez y Los Rayados de Monterrey, si Romeo espera por la puesta a punto tras la lumbalgia que lo sacó en la mitad del Apertura. Si está, Bergessio es una fija, es un pilar junto con Ledesma, Barrientos, Orión, Aguirre o Méndez. De ahí la ansiedad alrededor de su figura, el valor con que carga la operación Lavandina. Habrá que ver si, después de la ardua negociación, de la charla, Tinelli apela al más optimista "pum para arriba" o debe resignarse a un inexorable "chau, chau, chau, chau".

Comentá la nota