SAN LORENZO / NICOLAS BIANCHI"En el desempate es otra historia"

El central no se preocupa por las derrotas que sufrió el Ciclón contra Tigre y Boca en el campeonato. "En estas instancias, los antecedentes quedan de lado", avisa.
En las dos últimas fechas del Apertura disputadas, San Lorenzo desbarató con negros plumazos una pesada cruz que cargó a lo largo de todo el torneo. Con cuatro goles a Huracán y otros tantos a Independiente, el más líder de los líderes, se quedó así, en menos de una semana, con sus dos primeras victorias en clásicos oficiales. El 0-0 con River (3ª jornada), el 1-2 ante Racing (11ª) y el 0-1 en la Bombonera (13ª) oficiaban como lastre. Pero, lo peor, es que el karma del Ciclón se extendía al pispear la campaña y observar derrotas también frente a las formaciones que ocupan los puestos más altos: 0-1 con Tigre en el debut y 1-3 recibiendo a Lanús hace 18 días. Por eso, los ocho goles recientes, ante rivales pesados, históricos, son mucho más que festejos. Es el desahogo. Es el llegar a la última vuelta punteando la carrera y ya sin la mochila más pesada que han cargado Miguel Angel Russo y sus muchachos. Es la ilusión, expresada en el rostro del más rutilante representante de una nueva camada de jugadores surgidos de las Inferiores del club. Dueño de la casaca 16, y con 21 años, Nicolás Bianchi se consolidó como titular tras la baja de Sebastián Méndez. Y, con la experiencia de haber sido protagonista de la obtención del Clausura 07, el zaguero es palabra autorizada para hablar de la definición del actual torneo, haciendo pública la confianza que hay en Boedo: "Siempre tratamos de pensar en positivo, buscando que el objetivo de San Lorenzo se pueda cumplir. Por suerte el campeonato nos dio una chance más".

Ahí está la clave de este San Lorenzo: la moral por las nubes. Las dos goleadas seguidas reposicionaron los ánimos, por lo que Aguirre señala su presunción: "Estamos muy bien. Si mantenemos el nivel, se les va a hacer difícil a los rivales. Nos deja tranquilos saber que estamos bien". ¿Si el nivel es comparable al que el equipo tenía antes de la décima fecha? "Volvimos a jugar bien, eso es importante. No sé si es comparable, pero nos viene bien llegar al final del torneo jugando como lo estamos haciendo", admite el defensor. Cara visible de un plantel que a pesar del buen momento eligió una vez más el silenzio stampa (ni siquiera se pautó conferencia de prensa), Bianchi también habló de lo que puede llegar a pasar el domingo y en días posteriores. "Ojalá podamos festejar el domingo. Vamos a tener un rival difícil, pero nada es imposible", palpita. Y se aferra a puntos altos individuales que están dando que hablar: "Se hace mucho más fácil con el Pitu... No quisiera estar del otro lado teniendo a Solari y Barrientos enfrente, ja ja ja". Los por qué sobre la posibilidad de un triangular que defina al campeón son más que claros para el defensor: "Por algo estamos los tres arriba. Se ve que hicimos bien las cosas. Creo que se va a dar un desempate".

--Considerando que San Lorenzo perdió con Tigre y con Boca, ¿estarían en desventaja jugando un triangular con ellos?

--No. En ese tipo de instancias, los antecedentes quedan de lado. En el desempate es otro historia.

--Lógicamente, el domingo van a estar pendientes de los resultados de Boca, Tigre y también de Lanús...

--Si sumamos de a tres, después nos fijaremos los resultados de los demás. Nuestra meta es ganar el partido.

--¿La tienen más complicada que los demás?

--Ya no va más eso de que hay partidos más difíciles que otros. La paridad del torneo lo demuestra. Hoy todos los equipos argentinos le pueden ganar a cualquiera, sea grande, candidato o no. Hay que trabajar con tranquilidad y tener fe en nosotros mismos.

Como diría Marcelo Tinelli, el Cuervo guía, pum para arriba...

Comentá la nota