SAN LORENZO - "Si me lo hace en la cara, lo corro hasta Salsipuedes"

Baldassi sigue ofuscado por el gesto de Bergessio, que tras ser expulsado dio a entender que el árbitro estaba comprado. "Le deberían dar varias fechas", pidió
San Lorenzo entró a la cancha de Racing para enfrentar a Boca con la susceptibilidad a la enésima potencia y eso le terminó pasando factura. Se notaba en las protestas, sobre todo en las formas, y, además, en qué fallos se protestaban. Sumado al cansancio físico acumulado por haber tenido que jugar tres finales en seis días (el domingo con Argentinos, el miércoles con Tigre y el sábado ante Boca), que generalmente atenta a la hora de decidir adentro de la cancha, el cóctel mermó las posibilidades del equipo de Miguel Russo.

Héctor Baldassi contó sus sensaciones desde adentro en 90 Minutos, por Fox Sports y dejó claro lo que era evidente: "San Lorenzo enfocó mal el partido. En lugar de enfocarse en Boca, se enfocó en el arbitraje. Decían 'el sorteo, el sorteo", y yo qué tengo que ver'. Claro, eso no es problema del árbitro. Lo que sí afectó a Baldassi fue el gesto de Gonzalo Bergessio una vez que viera la roja: el delantero chocó el puño de una mano contra la palma de la otra y toda la cancha vio que quería decir que el árbitro estaba comprado. "Puedo ser malo, bueno o choto. Me cago laburando, pero no le robo a nadie. Si me hace eso en la cara, lo corro hasta Salsipuedes", aseguró el cordobés. Que Bergessio haya pasado por su vestuario para disculparse, a Baldassi no le alcanza: "Que un jugador de fútbol que gana millones de pesos se vaya haciendo ese gesto para justificar una derrota, no va. Es ante un pobre pelotudo como yo, vestido de negro. ¿Si tribuneó? Va más allá de la tribuna. Te puedo bancar cualquier cosa cara a cara, pero así, no. Un gesto realmente malísimo. Duele porque duda de tu honorabilidad. Lo ve todo América. Estoy considerado bastante bien, y me molesta muchísimo esa actitud. Después me pidió perdón en el vestuario, todo bien, pero el gesto lo hizo adelante de todo el mundo. Hablan de estar a mil revoluciones, y yo ¿a cuánto estoy? A mí también me afecta el calor, también me voy cansando y tengo que tomar 400 decisiones por partido", se descargó. Y aventuró: "Le deberían dar varias fechas".

Respecto del resto de las protestas, Baldassi contó que "a partir de una de las primeras faltas, se vinieron varios, y había sido una falta evidente... Primero a Barrientos lo reté como un padre a un hijo. Nadie se sobrepasó con un insulto, todos venían y decían 'están todos en contra nuestra'. ¿Y yo qué tengo que ver?". Para que no fueran todas pálidas, el árbitro advirtió: "El ejemplo es Solari, se nota su experiencia en Europa. Habla como hablan todos, pero lo hace bien".

Finalmente, Baldassi explicó sentirse apenado porque "siempre disfruto los partidos pero esta vez no lo disfruté para nada. Me cansé mentalmente".

Comentá la nota