Lorenzetti se pronunció a favor de crear una Corte Suprema del Mercosur

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, se pronunció ayer a favor de la creación de una Corte del Mercosur, pero propuso que su implementación sea gradual y no inmediata.
"La integración es un proceso ineludible y los conflictos van a surgir. Entonces, debemos tener un tribunal que los resuelva", dijo ayer Lorenzetti a los presidentes y jueces de los máximos tribunales de los países del Mercosur.

El presidente de la Corte argentina ofició de anfitrión del VII Encuentro de Cortes Supremas del Mercosur realizado ayer en un hotel de Puerto Madero. El encuentro se ampliará hoy a jueces y presidentes de las Cortes de otros países americanos y pasará a llamarse Conferencias de las Cortes Supremas de las Américas.

"El proceso de integración no debe ser sólo económico sino también institucional", había sostenido Lorenzetti por la mañana, al inaugurar el encuentro junto con sus colegas de tribunal Elena Highton, Carmen Argibay, Enrique Petracchi y Juan Carlos Maqueda.

Por la tarde, Lorenzetti disertó en el panel titulado "Creación de una Corte de Justicia del Mercosur". Por la mañana Argibay había levantado polémica con su exposición en el panel sobre "Creación de la orden de captura del Mercosur". Y más tarde, la vicepresidenta de la Corte argentina, Highton, habló sobre la "carta de derechos fundamentales del Mercosur" y explicó la experiencia de la Oficina de Violencia Doméstica creada el año pasado por la Corte.

"Debemos pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones", dijo Lorenzetti ante los otros magistrados del Mercosur. "Tenemos la obligación de ir hacia la constitución de un tribunal del Mercosur no sólo porque esto hace al estado de derecho sino porque tenemos que tener esperanza en el Mercosur", añadió el titular de la Corte argentina.

"Yo no soy escéptico", se pronunció Lorenzetti. Es que un rato antes, colegas de otros países habían expresado sus dudas sobre la creación del tribunal común en base al sistema presidencialista (y no parlamentarista) que funciona en los países de la región.

"El presidente Lula ya se expresó a favor", les recordó Lorenzetti a sus colegas. El titular del máximo tribunal argentino sostuvo que "lo más razonable" es una "construcción progresiva" que desemboque en el tribunal supranacional regional. Así propuso que se creen "tribunales ad-hoc" para ciertos temas específicos.

Además, opinó que la iniciativa debe salir de los propios poderes judiciales de los países del Mercosur y que un mecanismo posible es la creación de una comisión con los otros poderes del Estado -a través de las cancillerías y el Parlamento del Mercosur- para discutir la cuestión.

Igualmente, Lorenzetti admitió se trata de una tarea compleja y difícil. "Nos gustaría que todos los países admitan una Corte supranacional, pero no es ésta la realidad", concedió Lorenzetti.

Comentá la nota