López quedó al borde del juicio político.

El intendente de Almafuerte Daniel López quedó a un paso de afrontar un juicio político, lo que implica que los habitantes de esa ciudad podrían decidir con su voto la continuidad o la destitución en el cargo del titular del Departamento Ejecutivo.
Esta semana se conoció que el fiscal general de la Provincia, Darío Vezzaro, dictaminó no haber encontrado conflicto interno de poderes entre el intendente y el Concejo Deliberante, lo que acerca a López a enfrentar un proceso de remoción. El intendente había denunciado un conflicto interno de poderes en la Municipalidad de Almafuerte ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) con el objetivo de desactivar el juicio político que le habían iniciado los siete concejales de Almafuerte..

Comentá la nota