López Murphy busca limar asperezas con el socialismo

El acercamiento de Ricardo López Murphy a Elisa Carrió y a la Unión Cívica Radical, con el objetivo de acordar una coalición opositora "lo más amplia posible", provocó recelo en el Partido Socialista, que ya venía conversando con los radicales y la CC. Ayer, López Murphy envió un mensaje componedor a los socialistas: el ex radical dijo estar dispuesto a dejar de lado sus históricas propuestas para acordar un programa común, como el que llevó Ricardo Lagos en Chile, o Lula, en Brasil.
"Para terminar con este tipo de comunicados que realiza el Partido Socialista diariamente, diciendo que no hay coincidencias programáticas entre nuestra fuerza y la de ellos, yo les reitero lo que venimos manifestando hace tiempo: estamos dispuestos a ceder en nuestras propuestas e ideas, con el fin de acrecentar nuestras coincidencias y deponer nuestras discrepancias", dijo el ex aliado de Mauricio Macri y el PRO hasta octubre del año pasado, cuando fue candidato presidencial.

"Propongo como programa común de gobierno lo que hizo Ricardo Lagos en Chile o lo que está haciendo Lula en Brasil; sería extraño que el socialismo esté en las antípodas de estas políticas públicas", insistió López Murphy.

"El límite para nosotros es el Pro y López Murphy, con quienes claramente no tenemos coincidencias programáticas", ya advirtieron los socialistas, marcando la cancha.

Ayer, en declaraciones radiales, López Murphy abrió la puerta hacia una posible candidatura, alternativa que, había dicho, descartaba para este año electoral. Dijo que solo sería candidato "si hay un cambio en la opinión pública y esto repercute en las encuestas".

López Murphy retomó el diálogo con la dirigencia radical (ya mantuvo conversaciones con Rafael Pascual y Juan Manuel Casella), y Carrió quiere que aglutine radicales del interior, que se alejaron de la UCR en los últimos años. El próximo lunes, López Murphy viajará a Tucumán para anudar más acuerdos electorales.

Comentá la nota