López Murphy se acerca a Carrió y le busca aliados.

López Murphy se acerca a Carrió y le busca aliados.
Después del duro cachetazo que recibió en las urnas en las últimas elecciones presidenciales -sacó el 1,7% de los votos- Ricardo Lopez Murphy vuelve a hacer un intento de recuperar protagonismo.
Esta vez, de la mano de Elisa Carrió, a quien se acercó un paso más en los últimos días: los voceros del Bull dog aseguran que la chaqueña le dio patente para que Murphy actúe como interlocutor entre dirigentes de la Coalición Cívica e integrantes de Recrear que se escindieron en disidencia con su nuevo conductor, el diputado Esteban Bullrich.

Si bien no está definido el rol que asumirá en el frente opositor que Carrió arna con la UCR, el socialismo y otras fuerzas, lo cierto es que López Murphy está cada día más cerca de poner un pie adentro y ya tiene agenda para caminar el país y buscarle nuevos aliados.

Murphy retomó los contactos con Carrió este verano en Mar del Plata. Se vieron tras el plenario que la corriente murphista, Convergencia Federal, realizó allí, mientras Carrió hacía campaña con la cúpula radical. Ahora el ex ministro de la Alianza prepara las valijas para ir a Tucumán, en una semana, donde reunirá a dirigentes de diversos sectores.

Según fuentes murphistas, lo hará "por pedido de Carrió". La idea es sumar dirigentes al frente opositor. Desde el entorno de Murphy afirmaron: "Ricardo va a representar a Carrió en el norte. Ella también quiere que empiecen a acordar sobre políticas públicas".

Otro dato clave del periplo de Murphy es que antes pasará por Córdoba, para reunirse con el ex intendente Luis Juez. Será esta semana, apenas, el Bull dog retorne de su viaje a los Estados Unidos, donde estudian dos de sus hijos.

Con Juez, aspirante a una banca de senador por el Frente Cívico, López Murphy buscará limar algunas asperezas que los distanciaron y reencontrar el diálogo en busca de un apoyo mutuo. Juez busca dialogar con la UCR cordobesa, pero enfrío su acercamiento a la Coalición Cívica de Carrió.

Por otro lado, Murphy estaría revisando su negativa a jugar como candidato en las elecciones legislativas. "Le llegó una encuesta que muestra que, sin hacer campaña, mide mejor que varios en Capital", le confió un murphista a Clarín. Por el momento, el ex titular de Recrear empuja las reelecciones de sus delfines Marcelo Meis, legislador de la Ciudad, y de Marcelo Amenta, diputado nacional por la provincia de Buenos Aires.

Otra escala de Murphy sería Santa Fe. Allí espera ver al jefe socialista, Rubén Gustiniani, un firme aliado de Carrió que había condicionado su alianza con Carrió a que el Bull dog no ingrese al frente opositor.

Comentá la nota