López: “No le estamos quitando nada al Intendente”

El edil del Partido Justicialista defendió la postura de su bloque de volver a oponerse a los denominados “superpoderes” y aseguró que “nunca hubo dudas” sobre la conducta que se iba a tener en el recinto. “Sólo nos llamamos a silencio tras las amenazas de Nelson para no echar más leña al fuego”, remarcó.
El concejal del bloque del Partido Justicialista de San Vicente Diego López justificó ayer la postura asumida por el espacio en la última sesión y aseguró que “nunca hubo dudas” respecto a la decisión de no acompañar los denominados “superpoderes”.

Según el edil, la bancada fue “coherente” con lo que había votado en los últimos días de diciembre y volvió a decirle no al pedido del jefe municipal, Daniel Di Sabatino, “para no ceder una facultad que es propia del Concejo Deliberante”.

“En algunas circunstancias, esta facultad se le otorga al Ejecutivo por distintos motivos. Aquí el año pasado tanto el Frente para la Victoria como la Coalición decidieron dársela para facilitar la gestión, sin embargo, al parecer hay cosas que no entendieron del todo bien y por eso tanto ellos como nosotros decidimos no renovarle los superpoderes”, subrayó en declaraciones a Info Región.

Enseguida remarcó que con su determinación los concejales que conforman el arco opositor no le están “quitando nada al Intendente” sino que, en cambio, están “haciendo valer un derecho del Poder Legislativo de llevar un control de cómo se gasta” el dinero del erario municipal.

“No le decimos en qué usar los fondos sino de qué modo. Es decir, si dice que va a comprar pintura que la compre, nadie le discutirá en principio que lo haga pero si que trate de comprar cal en vez de pintura”, ejemplificó el parlamentario.

Respecto al silencio al que se llamó el bloque en la previa de la sesión, López aseguró que no tuvo nada que ver con las amenazas hechas por el edil oficialista Darío Nelson sino a una intención de no “hacer de una cuestión institucional una pelea política”.

“Sólo nos llamamos a silencio tras las amenazas para no echar más leña al fuego”, remarcó el edil, en referencia a los dichos del dirigente oficialista en los que instó a los justicialistas a ser orgánicos al nuevo jefe de la fuerza local (Di Sabatino) y votar en consonancia.

El martes la novela de los superpoderes (la capacidad que se le asigna al Jefe comunal para redireccionar partidas y modificar el organigrama y la planta de personal sin el permiso previo del Cuerpo) tuvo un nuevo capitulo cuando el Concejo Deliberante revalido su decisión de no cederle al mandatario municipal esa potestad por segunda año consecutivo.

El contundente 13 a 3 con que perdió la votación pareció ponerle punto final al culebrón que comenzó por diciembre, cuando llegó el proyecto de Presupuesto 2009 –de 36 millones que finalmente se aprobó en general-, con los controvertidos artículos que la oposición modificó primero y después Di Sabatino vetó.

Sin embargo, el Intendente mismo adelantó un nuevo episodio al confirmar su decisión de recurrir a la Justicia por el “conflicto de poderes”. Al respecto, López reconoció que el mandatario “está en su derecho de hacerlo” y recordó que la decisión del Cuerpo no es “algo inusual sino que viene dándose en muchos distritos”.

“No sabemos cómo terminará esto ahora. Lo único sobre lo que tenemos certeza es que hicimos lo que creemos correcto y que Di Sabatino debería darse cuenta de que los trece concejales que le dijimos que no, representamos a la gente”, completó.

Comentá la nota