Lopetegui negó que se persiga a los comerciantes de la calle Alem

El subsecretario de Control, ante una queja puntual de la Carba, sostuvo que "los controles son iguales para todos".
El subsecretario de Control de la comuna, José María Lopetegui, rechazó ayer las críticas formuladas por los propietarios de los bares de Alem, quienes denunciaron ser víctimas de una "persecución" por parte del municipio, quejándose de las permanentes inspecciones y multas que reciben sus comercios. "Los controles son iguales para todo el mundo", dijo el funcionario, saliendo al cruce de las declaraciones del presidente de la Cámara de Restaurantes, Bares y Afines (Carba), Pablo Villar, quien el jueves ocupó la Banca 25 del Concejo Deliberante para poner en tela de juicio la tarea del municipio y criticar la actitud "un grupo de vecinos" de Playa Grande y Alem que cuestionan el modo en el que desarrollan su actividad.

"No hay ninguna persecución particular contra nadie. Simplemente cumplimos con nuestro trabajo", afirmó a modo de réplica Lopetegui. "Es más, me alegra que digan que esta Municipalidad realiza los controles que corresponde; sólo me preocuparía que se dijera lo contrario", agregó.

Durante la sesión del Concejo realizada el jueves pasado, Villar calificó de "excesivos" a los controles que la comuna realiza sobre los locales de la calle Alem. "Los inspectores municipales nos persiguen constantemente; somos el único corredor nocturno que todos los fines de semana, por una cuestión menor como es el baile, recibe gran cantidad de sanciones, con multas de entre 10 y 15 mil pesos", se quejó Villar ante los concejales.

Ante esta afirmación Lopetegui aseguró que la Subsecretaría de Control no sólo actúa en la zona de Alem, y sostuvo que como prueba de ello también existen "numerosas actas de infracción" contra locales ubicados en "el centro, la calle Hipólito Yrigoyen, la avenida Constitución" y en "cualquier otra área de nocturnidad".

"Que la gente sepa que no perseguimos a nadie, lo único que queremos es hacer que se cumplan las reglas", afirmó el funcionario, precisando que los inspectores no sólo están para verificar que en los locales se respete la prohibición de bailar. "Días atrás multamos a un restaurante que tiene capacidad para 100 personas y en su interior había 300", precisó, describiendo cuál suele ser la naturaleza de otras infracciones.

Durante su intervención en la Banca 25 Villar también puso el acento en la "contradicción" que existe entre las normas municipales, provinciales y las que manejan los Bomberos para la habilitación y funcionamiento de los comercios, por lo que pidió que se trabaje en la confección de una nueva ordenanza que regule de manera clara a la actividad.

Asimismo hizo un repaso de la historia de la calle Alem, desde sus orígenes como corredor comercial, hasta la actualidad. En ese marco destacó que décadas atrás existían locales habilitados para el baile y que, posteriormente, hubo modificaciones en los usos admitidos dentro del área que fueron trastocando su desarrollo.

Además fustigó con dureza a los habitantes del barrio que mantienen una posición crítica respecto de la actividad que desarrollan los bares y pubs y acusó a algunos de ellos de "lucrar" con el alquiler de viviendas a "grupos de hasta 20 jóvenes" para que realicen fiestas privadas en las que se cometen excesos y "sobre las que no existe ninguna clase de control".

Toma forma la comisión que revisará habilitaciones

La comisión creada por el intendente Gustavo Pulti para revisar bajo qué condiciones fueron habilitados y funcionan los comercios gastronómicos de la calle Alem e Hipólito Yrigoyen ya tiene designados a algunos de sus integrantes por lo que a comienzos de la semana que viene podría tener lugar su primera reunión. Según se supo, la Procuración Municipal dispuso que en su representación actúen dentro de ese grupo de trabajo Ana Noseda, de la Dirección de Asuntos Administrativos y Silvia Forconi, de la Dirección de Asuntos Judiciales. En tanto que las otras dos dependencias que también deberán nombrar funcionarios para integrar la comisión se encontraban ayer trabajando en el tema. Una de las dependencias es la Secretaría de Obras y Planeamiento Urbano y la otra, la Secretaría de Gobierno, cuyo titular, Ariel Ciano, anticipó que en las próximas horas formalizará la designación de un funcionario del área de Nocturnidad y de otro de Habilitaciones. De acuerdo a lo que dispuso el intendente, la comisión trabajará durante dos meses y analizará todos los permisos y condiciones de funcionamiento de los locales nocturnos de Alem e Yrigoyen. Sus integrantes deberán elaborar un informe cuyo resultado será clave para determinar si se retiran las habilitaciones de algunos locales.

Comentá la nota