Lonquimay: prohibieron las whiskerías y el intendente ahora dice que acatará la decisión

Los concejales de Lonquimay sancionaron esta noche una ordenanza que prohíbe la instalación de nuevos cabarets o whiskerías y que obligará, además, al cierre del único local de este tipo una vez que caduque su licencia comercial.
El intendente Luis Rogers, quien dijo que iba a vetar una ordenanza de este tipo y que sostuvo que los cabarets "contienen espiritualmente" a los jóvenes, expresó esta noche que cambió de opinión. "A la ordenanza la voy a promulgar", expresó.

El único local es Good Nigth, situado sobre la ruta nacional 5. Las autoridades municipales, al ser consultadas, dijeron que no sabían cuándo caducará la licencia. "El intendente no lo sabía. Pero creemos que, al igual que el resto de los comercios, vence anualmente", expresó Ana Weigun, presidenta del cuerpo deliberativo.

La Secretaría de Derechos Humanos de La Pampa invitó, a mediados de año, a los concejos de todas las localidades a sumarse a la iniciativa de la municipalidad de Santa Rosa, que ordenó el cierre de todas las whiskerías y cabarets porque, se sospecha que, en realidad, son prostíbulos donde se podría favorecer la trata de personas.

El jefe comunal, al ser consultado, dijo que no estaba de acuerdo. "El cierre provocará la prostitución callejera, con falta de control sanitario, con trata de menores y drogas y todos los flagelos sociales", insistió. Pero esta noche, luego de un intercambio de opiniones con los concejales, expresó que promulgará la ordenanza.

Comentá la nota