Longchamps: Conmemoraron el primer vuelo de Latinoamérica.

Longchamps: Conmemoraron el primer vuelo de Latinoamérica.
BROWN: A un año del centenario del primer vuelo realizado en Latinoamérica, que se llevó a cabo en la ciudad de Longchamps, el Rotary Club local homenajeó al piloto francés Enrique Bregi, quien a bordo de un aeroplano Voisin realizó la hazaña. Del encuentro participaron los embajadores de República Checa, Reino de Tailandia y Del Líbano, entre otros.
El 6 de febrero de 1910 el piloto francés Enrique Bregi realizó el primer vuelo a bordo de un avión a motor de Latinoamérica, y la proeza fue llevada a cabo en el predio que ocupaba el hipódromo de Longchamps, en el partido de Almirante Brown. A 99 años de la hazaña, los integrantes del Rotary Club local homenajearon la memoria del hombre que logró maravillar a más de 3.000 personas, que se trasladaron hacia esa ciudad expresamente para observar –maravillados- la aventura.

En el acto participaron Hicham Hamdan, embajador del Líbano; Stepán Zajac, embajador de República Checa y Anucha Osathanond, embajador del Reino de Tailandia.

“Es un gran honor y orgullo hablar en nombre de mis colegas, porque nosotros pensamos que este acto tiene muchos significados y quiero destacar tres de ellos. El encuentro refleja la amistad y colaboración entre Argentina y los países de la Sociedad Internacional. Cada día podemos festejar nuestra profunda relación entre este país y el resto de las repúblicas. Argentina está dando un ejemplo de la importancia de las relaciones pacíficas con el mundo”, resaltó Hamdan. Y afirmó: “Esperamos que Argentina siga adelante, para que haya más unidad, desarrollo y relaciones pacíficas con todos los países”.

Además, estuvieron presentes la presidenta del Aéreo Club Argentino, el director del Instituto nacional Newberiano, el titular de la agrupación belgraniana Juan Carlos Blumberg, el secretario de Coordinación de Gabinete y Hacienda de la Municipalidad de Almirante Brown, Jorge Herrero Pons y la inspectora Policial, Mabel Rojas.

“El Aéreo Club Argentino continúa por el mismo camino de sus fundadores y eso nos llena de orgullo. Recordar a Bregi es muy importante para toda la ciudad y especialmente para la agrupación que presido, ya que fue esta organización quien fiscalizó el primer vuelo”, remarcó María Mazzoni, presidenta del ACA.

En ese contexto, el Padre José Aquino, de la Parroquia Nuestra Señora de Luján brindó la Acción de Gracias: “A los 99 años del primer vuelo quiero pedirle al Señor que siga bendiciendo a todos aquellos que se dedican a la comunicación entre los hombres y la unión entre los pueblos”.

Por otro lado, se inauguró el Instituto Nacional Newberiano de Longchamps, el cual será presidido por Hugo Iraizos.

“El acto es en homenaje a Enrique Bregi, pero está la presencia de Jorge Newbery entre nosotros. Recordando lo que sucedió en 1910, pareciera que estuviésemos reviviendo todo lo acontecido en esa fecha”, resaltó el flamante presidente de la agrupación, Iraizos, en diálogo con Info Región. En esa línea, el titular de la organización nacional, Salvador Martínez, agregó: “Bregi trajo en su corazón la impronta de la Francia inmortal. Nuestra tarea es silenciosa y totalmente ad honorem, porque entendemos que llegamos a una altura de la vida donde tenemos que devolver lo que la Patria nos dio”.

El acto finalizó con una suelta de globos que, al igual que Bregi, flamearon por el aire de Longchamps un 6 de febrero, pero de 2009.

En la República Argentina se construyó el primer Aéreo Club y el Gobierno realizó las gestiones necesarias para que vinieran al país algunos de los precursores de la nueva ciencia.

Entre el grupo de aviadores que respondió a la invitación se encontraba un francés llamado Enrique Bregi, que con el aeroplano Voisin de 60 C.V. arribó a nuestro puerto a fines del año 1909.

El piloto se trasladó a un campo de aviación improvisado, que luego sería Longchamps, con su aeroplano y en presencia de una Comisión Oficial del Aéreo Club, integrada por Jorge Newbery, Alberto Macías, Gervasio Videla Dorna, Jorge Lubary y cerca de 10.000 vecinos.

Cumplidos los requisitos preliminares, Bregi efectuó 4 vueltas de pista en 2 vuelos; uno por la mañana y otro por la tarde, con una permanencia total de 16 minutos y 45 segundos, a una altura de 60 metros y una velocidad de 50 kilómetros por hora.

La hazaña se había cumplido.

Desaparecido este campo de aviación, no se terminaría allí la relación de Longchamps, con la historia de la Aviación Argentina, puesto que en el año 1920 se creó un nuevo campo de aviación del lado oeste, explotado por la Sociedad Anglo Argentina de Aviación y sus directores fueron James Fraser Bremer y Eduardo M. Hearne.

Comentá la nota