En Londres, la Presidente reivindicó los derechos argentinos sobre Malvinas

En Londres, la Presidente reivindicó los derechos argentinos sobre Malvinas
"En la ciudad de Londres quiero reafirmar una vez mas nuestros derechos soberanos sobre nuestras Islas Malvinas, un reclamo inclaudicable que no se reconoce como un ejercicio de patriotismo, sino como eje de los derechos y títulos que le pertenecen a la Argentina", señaló Cristina en su discurso.
Remarcó que este reclamo "también se reconoce en el respeto que tiene nuestro país por el derecho internacional y fundamentalmente por todas las resoluciones que emana de la Organización de Naciones Unidas".

"Hace pocos días, ustedes los saben, he llegado a Londres procedente de Qatar donde también otro grupo de países que se agrupan en la Liga Árabe han reconocido la necesidad de dar cumplimiento a la resolución de Naciones Unidas para que el Reino Unido reanude las negociaciones con Argentina para discutir sobre la soberanía de Malvinas", apuntó la presidenta.

Durante el acto en la embajada Cristina rindió un homenaje a los soldados que combatieron en Malvinas y resaltó la figura del ex presidente Raúl Alfonsín, fallecido el martes último y cuyos restos eran sepultados esta tarde en el cementerio de La Recoleta.

"En este pedazo de suelo argentino, aquí en Londres, es la primera vez que una presidenta, un presidente argentino conmemora el 2 de abril", aclaró que "fue una circunstancia ni deseada ni buscada, ustedes saben lo que yo llamo las contingencias del destino. Quiso el destino que un encuentro tan importante debido a la situación económica internacional tuviera lugar aquí en Londres", en esta fecha.

Hizo referencia luego a las exequias que se realizaban en Buenos Aires, del ex presidente Raúl Alfonsín, fallecido durante la noche del martes último.

"Por esos vericuetos de la historia fue el primer presidente de la democracia tras el proceso que se disparó en nuestro país a partir de Malvinas", detalló.

"Quiero -dijo- en este día especial enviar desde aquí como presidenta a la familia, a los hijos, hermanos, nietos, biznietos, del ex presidente Alfonsín, mi mas íntimas condolencias".

Cristina recordó que "tuve el honor, el placer de compartir con él su ultimo acto público en el lugar que debía ser, la casa de gobierno y rindiéndole el honor como siempre, o como yo creo que se debe hacer a los argentinos que han cumplido un rol importante en la vida de un país, recordar y honrar en vida".

"Por eso -sostuvo- en aquel momento adopté la decisión de poner su busto (en la casa de gobierno), sabiendo que de esta manera cumplía con algo que todos los argentinos sentíamos en el fondo, una idea indisoluble, que Alfonsín simbolizaba el advenimiento de la democracia en Argentina".

"Yo no creo en coincidencias ni en casualidades -dijo Cristina- creo en las señales de la historia. Todos los argentinos que estamos aquí presentes, algunos porque hemos venido en misión oficial otros porque cumplen una misión o viven aquí, nos reunimos en este pedazo de suelo argentino para honrar la memoria de todos los caídos en nuestras Islas Malvinas".

Apuntó que "el homenaje a los muertos en combate no reconoce nacionalidad, es el homenaje a todos lo caídos y en especial queremos honrar a los hombres aquí presentes que fueron combatientes por la soberanía nacional como oficiales, suboficiales o como soldados y que cumplieron con honor esa misión".

En el acto participaron héroes de Malvinas como el suboficial mayor Miguel Pepe, el suboficial principal José Raúl Ibáñez, el suboficial, Jorge Martínez, el periodista y ex combatiente, Edgardo Esteban y además del jefe de Estado Mayor Conjunto, Jorge Chevalier.

"Es el deber de todo buen argentino reconocer el esfuerzo de esos hombres porque durante mucho tiempo se intento ocultarlos como si fuera una vergüenza la existencia de los ex combatientes, lejos de eso para nosotros ellos son un orgullo y motivo del respeto y de honor, los que hoy están aquí, y los que nunca volverán a estar", enfatizó.

"Vuelvo a repetir una vez mas que es necesario, para tener en serio un orden mundial diferente en donde se construya paz, civilización y respeto por el derecho internacional, la necesidad de que todos los países, cualquiera sea su jerarquía en importancia económica, tecnológica o militar, deben respetar el derecho internacional y las resoluciones que emanan de la ONU".

Agregó que "sólo así a partir de los discursos en pos de la paz internacional y en la vigencia del derecho internacional, encontraremos la única garantía de tener un mundo diferente y sin violencia".

"Siento una profunda emoción, no viví Malvinas desde lugares lejanos, yo vivía en Río Gallegos, allí estuvimos, sabíamos que un avión había salido y no volvía, teníamos los operativos y hasta en algún momento un simulacro de bombardeo en la ciudad".

Remarcó que "Malvinas no fue solo algo lejano sino que por el contrario" y mirando a los ex combatientes señaló: "En nombre de todos los argentinos muchas gracias y perdonen si durante mucho tiempo los ocultamos como si fueran una vergüenza. Son para nosotros motivo de orgullo, respeto y honor".

Cristina cerró su discurso con un enfático "Viva La Patria", que fue respondido con varios "Viva", por parte de los presentes.

Junto a Cristina, participaron del acto el canciller Jorge Taiana, el ministro de Economía, Carlos Fernández, el embajador argentino en Estados Unidos, Héctor Timerman y los legisladores Silvia Giusti, Elena Mercedes Corregido, José María Díaz Bancalari, Paola Spatola, Gerónimo Vargas Aignase, María de los Ángeles Petit y Eduardo Lorenzo Borocoto.

Comentá la nota