LOMAS DE ZAMORA | INUNDACIONES Calles anegadas también en el centro de Lomas

En la calle Mascani, entre Portela y Sáenz, la fuerte tormenta provocó que esa cuadra y sus alrededores se colmara de agua. A raíz de ellos, por la intensa lluvia, muchos vecinos se vieron afectados y sufrieron pérdidas materiales en sus casas. Por eso, exigieron soluciones a las autoridades muncipales de Lomas.
Las intensas lluvias registradas ayer causaron destrozos e inundaciones en varias zonas de Lomas de Zamora y en una hora y media cayeron entre 20 y 30 milímetros de agua. A las calles anegadas, un panorama habitual, se le suma la caída de árboles. Según indicaron desde Defensa Civil a Info Región, hay más de treinta familias afectadas, por lo que otra vez la lluvia reflejó las fallas hídricas en la región.

Esta vez Info Región recorrió la calle Mascani, entre Portela y Sáenz, plena zona residencial de Lomas, donde cuatro cuadras estaban repletas de agua.

Allí los vecinos volvieron a quejarse porque padecen la misma situación frente a cada tormenta "desde hace 40 años", y exigieron soluciones urgentes. Además, se registraron inconvenientes a la hora de movilizarse en colectivo ya que el transporte público desvió su recorrido, lo que complicó la situación.

Según indicaron los residentes, la Municipalidad no realizó las obras necesarias de drenaje. "Es que cada vez que en la zona hay tormenta de gran intensidad, nosotros no podemos dormir en paz, esto es un panorama con lo que nos encontramos siempre y ya estamos cansados", exclamó una vecina.

Desde Mascani al 200 reclamaron por una solución al problema, sobre todo aquellos que padecieron que el agua ingresara en sus casas. "Cada vez que llueve perdemos algo, desde un mueble hasta electrodomésticos, no entiendo qué esperan para resolver esto que realmente nos afecta mucho", resaltó Silvia Domínguez, afectada por lo ocurrido.

"El agua hoy nos llegó hasta las rodillas, tuvimos que salir con baldes, estar en nuestras casas con botas de lluvia y guantes y en esta zona de Lomas, esto es un desastre", agregó la vecina.

Es que esta vez quienes sufrieron las consecuencias de las inclemencias climáticas y de la falta de obras en materia hídrica no fueron quienes habitan en la periferia de Lomas, como suele ocurrir, como Ingeniero Budge, Villa Independencia o Villa Fiorito.

"La tormenta llegó a tal punto que salía agua desde los desagües de nuestras casas, de las rejillas, no la podíamos controlar con nada, verdaderamente es desesperante", confirmaron entre los vecinos que sólo esperan que se escuche su voz.

Una mujer confesó haber perdido lavarropas y secarropas. Este es uno de los tantos casos de los vecinos de Mascani, quienes confirman haber realizado innumerables quejas como lluvias que padecieron. Aún no tienen una solución y cada lluvia es una verdadera tormenta para estas familias.

Comentá la nota