Lomas de Tafí, el Mercorsur y la maquinaria vial

La gestión del gobernador, José Alperovich, hace gala de un amplio abanico de decisiones tomadas mediante la vía de la excepción.
Las obras de Lomas de Tafí, el emblemático proyecto habitacional, fueron adjudicadas de manera directa, sin licitación pública, con el argumento de que la Nación urgía a la Provincia a iniciar el emprendimiento, para el cual la inversión inicial fue de unos $ 250 millones.

También la adquisición del helicóptero de uso oficial fue realizada mediante una compra directa por parte de la Provincia. La aeronave costó alrededor de U$S 1,6 millón. En nombre de la urgencia tampoco se licitaron las obras necesarias para la organización de la Cumbre del Mercosur, a mediados de año. Después, tampoco se pudo conocer el detalle de lo invertido, porque la Cámara avaló los gastos sin requerir información.

Hace menos de un mes, la Legislatura autorizó al Poder Ejecutivo a comprar, en forma directa, maquinaria vial por $ 26 millones, cuando la Ley de Administración Financiera establece que toda compra que se realice por cuenta de la Provincia debe ser efectuada mediante licitación pública, a menos que el importe estimado de la operación no sea superior a $ 8.000.

Comentá la nota