LOMAS | SOLIDARIDAD El Barker donó una incubadora de transporte al Hospital Gandulfo

El Colegio Barker de Lomas de Zamora entregó la incubadora de transporte que donó al servicio de neonatología del Hospital Gandulfo, gracias a lo recaudado en la Maratón solidaria que llevó a cabo el establecimiento hace dos meses.
"Nos sentimos muy felices de poder aportar un grano de arena y ayudar al Hospital", señaló Cecilia Righetto, directora general del establecimiento, durante la entrega en el centro asistencial.

Los frutos que arrojó la tercera edición del Maratón Barker se tradujeron en una incubadora de transporte, que fue donada por la institución al servicio de neonatología del Hospital Gandulfo, de Lomas de Zamora. En tanto, de la entrega participaron directivos del centro asistencial, representantes de la Comisión organizadora del Maratón, representantes del Colegio y alumnos.

Cecilia Righetto, directora general del establecimiento, se mostró "entusiasmada" por donar un elemento de alta complejidad que mejorará la atención del hospital.

"Nos sentimos muy felices de poder aportar un grano de arena y ayudar al Hospital con un elemento que era necesario para la atención de los más chicos. Es muy lindo que podamos contribuir, es la tercera maratón que hacemos para colaborar con el centro médico y esperamos que cuenten con nosotros para todo lo que necesiten", señaló Righetto, durante la entrega.

En ese sentido, la incubadora fue adquirida con los 21.000 pesos que recaudó el evento solidario realizado el 20 de septiembre.

"Se trata de una incubadora de alta complejidad que nos sirve para completar el centro de neonatología que tenemos. Estamos sumamente contentos y agradecidos porque el nuevo aparato nos sirve para poder trasladar a los nenes prematuros por el Hospital y hacerles los estudios necesarios de forma segura", relató Monica Malchiodi, directora adjunta del centro sanitario, en diálogo con Info Región.

Además, uno de los sponsors que colaboró con la maratón también se hizo presente y donó una gran cantidad de pañales descartables para el servicio de Maternidad del Hospital.

"Una de las empresas que colaboró con la competencia nos donó 1600 pañales, que nos serán de mucha utilidad y la verdad es que más no podemos pedir. La solidaridad del colegio y de toda la comunidad es enorme; siempre tienen en cuenta al centro médico", remarcó emocionada Malchiodi.

En la segunda edición de la carrera la institución pudo comprar un otoemisor cardiodesfibrilador, único en el distrito, que colocó al hospital Gandulfo de Lomas en una posición de jerarquía en toda la región, dado que al centro asistencial concurren niños de distritos vecinos.

Comentá la nota