LOMAS I SITUACIÓN HABITACIONAL El Municipio se reunió con representantes del asentamiento de Budge

 LOMAS I SITUACIÓN HABITACIONAL    El Municipio se reunió con representantes del asentamiento de Budge
Al encuentro asistió el secretario de Gobierno, Martín Insaurralde, que adelantó que la Comuna espera que la Provincia concrete la compra de los terrenos, en Camino Negro y Canadá, para trabajar luego en su posterior “urbanización”. De la reunión también participaron el secretario de Obras y Servicios Públicos, Julio Massara y funcionarios bonaerenses.

Después de los últimos disturbios que se registraron en el asentamiento 17 de Noviembre de Ingeniero Budge, cuando los ocupantes del predio se movilizaron para evitar un desalojo previsto para el 15 de enero, el secretario de Gobierno de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, se reunió con los vecinos y aseguró que la Comuna espera que la Provincia defina la compra de las tierras para realizar luego un “fuerte trabajo de urbanización”.

Aún en contra de la opinión de muchos residentes de la zona que se oponen a la instalación del nuevo barrio en los terrenos, ubicados en Camino Negro y Canadá, Insaurralde intentó dejar en claro que el Municipio está sujeto a la definición que logre el Gobierno bonaerense en su negociación por el predio: “En tanto el conflicto judicial entre los propietarios (a través de sus representantes) y el Gobierno Provincial sigue su curso, los tres niveles del Estado están trabajando en la organización necesaria que deben darse los vecinos para poder afrontar la situación”, remarcó.

De este modo, dejó en claro que en medio de la discusión que se desarrolla por definir el destino que tendrán las personas asentadas sobre el descampado, de más de 110 hectáreas, el Municipio sólo puede encargarse de brindar asistencia para intentar suplir con las necesidades más básicas de la gente, objetivo difícil si se tiene en cuenta que según los últimos datos que se difundieron del censo que se realizó a los vecinos, en el lugar habitan al menos 5 mil familias. En este marco, desde la Comuna aseguraron que “la demanda de salud se atiende con dos unidades sanitarias ubicadas a los costados del predio, a lo cual se ha incorporado el trailer sanitario para una mejor asistencia” y que “tras reuniones mantenidas con el Ejército Argentino, estará solucionada en breve la provisión de agua potable, a partir de las evaluaciones de los censos ya efectuados”.

En este marco, el director de Regularización de Tierras provincial, Rubén Opel, aseguró que se lleva adelante “un proceso de negociación complejo, en relación a como se produjo la toma”.

“Cada una de las partes está planteando el valor de los terrenos, el Gobierno Provincial lo hace a través de la tasación que estableció la Fiscalía de Estado, teniendo en cuenta los valores del mercado”, aseguró.

“Hemos pedido una prórroga de los tiempos judiciales, que esperamos que el magistrado resuelva favorablemente, pero lo cierto, es que el desalojo está parado. Es más, si no se llegara a un acuerdo con el dueño, existen otras instancias de negociación que oportunamente se adoptarían”, sostuvo Opel.

Del encuentro también participaron el secretario de Obras y Servicios Públicos Urbanismo y Vivienda local, Julio Massara; representantes de la Comisión Nacional de Tierras para el Hábitat Social y de la Subsecretaría de Tierras y Viviendas Provincial.

“Las tratativas continúan, pero lo cierto es que el Municipio lomense, una vez que se defina la adquisición de los terrenos por parte de la Provincia, piensa trabajar fuertemente en la urbanización. Es intención del Intendente (Jorge Rossi), que no se vuelva a repetir la situación de tantos asentamientos que durante años han existido en nuestro distrito y que todavía no hemos podido planificar con servicios”, concluyó Insaurralde.

El 7 de enero pasado, quienes improvisaron el barrio “17 de noviembre” cortaron Camino Negro para oponerse a una orden judicial que disponía el desalojo para el 15 de enero. Después de varias horas de bloqueo, y tras la llegada de funcionarios bonaerenses que oficializaron la suspensión de la medida, la gente levantó el corte, pero prometió no bajar la guardia, para lograr la adquisición de las tierras.

Comentá la nota