LOMAS | SIGUE LA ESPERA Está frenada la obra del destacamento de bomberos de Cuartel IX

Hace varios años que la municipalidad de Lomas de Zamora cedió un predio ubicado en la intersección de Camino Negro y Recondo para que los bomberos de la zona finalmente cuenten con el cuartel propio, pero la obra se encuentra demorada. Esto se debe a que la edificación se realizará con fondos de los Bomberos Voluntarios de Lomas, quienes todavía no reunieron el dinero para la construcción.

La creación de la unidad de Bomberos Voluntarios de Cuartel IX se encuentra paralizada, ya que la edificación se realizará con fondos de los Bomberos Voluntarios de Lomas, quienes todavía no reunieron el dinero para la construcción. Según indicaron fuentes del cuartel central en diálogo con Info Región, hasta el momento sólo se efectuó un estudio de suelo y se rellenó el terreno con tosca, para que luego se realicen los cimientos.

"Estamos a la espera de comenzar la construcción de la unidad, pero están demoradas las obras. Todos los trabajos se realizarán con fondos de la institución y por el momento no se pudo reunir todo el capital para realizar la edificación. Tenemos listo y aprobado el proyecto y añoramos que se construya un edificio de características adecuadas para el funcionamiento de un cuartel", relató Ricardo Maura, a cargo del sector de prensa del organismo.

En tanto, la municipalidad de Lomas de Zamora fue quien cedió, hace varios años, el predio ubicado en la intersección de Camino Negro y Recondo para que se destine a la edificación del cuartel.

Además, sostuvieron que la puesta en marcha del cuartel es "sumamente necesaria" porque por el momento los integrantes de esa delegación no tienen un edificio donde operar.

"Es importante que se construya el cuartel de bomberos porque los hombres y mujeres que integran Cuartel IX no tienen un espacio de operaciones construido para ellos y funcionan desde otra dotación", destacaron.

Por otro lado, quienes cumplían funciones en un cuartel provisorio, situado en el cruce entre Camino Negro y Marsella, tuvieron que abandonar el lugar tras un violento episodio ocurrido el 2 de agosto de 2007.

En esa oportunidad un grupo comando copó el cuartel con un fin concreto: esperar la llegada del camión de caudales que iba a reponer dinero en el cajero automático que estaba en el lugar.

En tanto, dos ladrones, de los ocho que participaron del robo, murieron durante el feroz tiroteo que se produjo.

"Después del asalto comando al cuartel provisorio, los bomberos fueron trasladados, pero todavía esperan la construcción de su propio cuartel. Esperamos que se concrete pronto la edificación, para que puedan retomar sus funciones habituales", concluyeron.

Comentá la nota