LOMAS | RELIGIÓN Miles de jóvenes participaron del encuentro de la Acción Católica

Más de siete mil personas de todo el país asistieron ayer a la vigésimo sexta Asamblea Federal de la Acción Católica Argentina realizada en el estadio del Club Atlético Temperley.
El obispo de la Diócesis de Lomas de Zamora, Jorge Lugones, afirmó que "la Iglesia no puede quedar al margen del cambio cultural que atraviesa el país". Hoy continuarán las actividades en distintos puntos de la región.

La convocatoria de la Acción Católica Argentina contó ayer con gran concurrencia en la localidad de Temperley, partido de Lomas de Zamora. La presencia de los jóvenes en el Club Atlético Temperley fue mayoritaria y durante su homilía, el obispo Jorge Lugones los llamó a "ser protagonistas de los cambios que vive el mundo" y les pidió "no ser simples espectadores".

Desde muy temprano los miles de fieles que participaron de la reunión federal se congregaron en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ), ubicada en Juan XXIII y Camino de Cintura para organizar y dar comienzo a la vigésimo sexta reunión federal de la ACA. De allí, los micros que llegaron desde Catamarca, Mendoza, Santa Fe, Misiones y Tucumán partieron hacia los diferentes colegios y parroquias de la región a llevar las donaciones que reunieron para esta jornada.

Bajo el lema "En Jesús, vida digna y plena para todos", miles de jóvenes y adultos disfrutaron de una jornada que tuvo el objetivo de intercambiar experiencias y contactar las distintas actividades que realizan los adolescentes de todo el país, a quienes monseñor Lugones, máxima autoridad de la Diócesis de Lomas de Zamora, se dirigió como es habitual en sus homilías.

"En estos tiempos en que el joven posmoderno vive sólo el hoy, preocupándose por los bienes materiales, me gustaría invitarlo a ser protagonista de los cambios que vive el mundo y no ser solamente espectadores. Para eso es necesario tener una profunda vocación de solidaridad y trascendencia, que sólo se puede lograr si nos comprometemos con la palabra de Jesús", manifestó el monseñor.

Con el mismo criterio, ubicó a la Iglesia como articuladora de esos cambios: "El cambio cultural que atraviesa el país atañe también a nuestra institución y tenemos la obligación de ser actores principales de esa transformación", precisó Lugones.

El evento se realiza cada tres años y fue la primera vez que se llevó a cabo en Lomas de Zamora. "La concurrencia fue masiva y calculamos que participan más de siete mil personas de todo el país; realmente superó nuestras expectativas", aseguró Nancy Botta, vicepresidente del Consejo Nacional de la ACA.

Por otra parte, hoy se realizarán más actividades en distintos colegios de la región y de manera simultánea se hará en la Cámara de Comercio de Lomas un encuentro por el bien común, que tendrá como orador, por sistema de videoconferencia desde Nueva York, a Bernardo Kliksberg, uno de los referentes mundiales de la lucha contra la pobreza y asesor principal del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Por la tarde, los asambleístas trabajarán en talleres sobre Familia, Bien Común, Justicia, Inclusión Social, Trabajo y Educación. También se realizará un encuentro de oración ecuménico por la paz en la Iglesia Metodista de Lomas.

El cierre de los gestos misioneros será con un acto popular que tendrá como escenario a la plaza Grigera, ubicada en Sáenz e Hipólito Yrigoyen, a partir de las 19:00. Allí se prevé, para cerrar el festejo, la actuación de Los Carabajal y Coqui Sosa, entre otros.

Comentá la nota