LOMAS | REFORMA FISCAL La Cámara de Comercio repudió los aumentos impositivos

Tras la aprobación de la reforma impositiva que impulsó el gobernador Daniel Scioli, la Cámara de Comercio e Industria de Lomas de Zamora expresó su "disconformidad" ante los aumentos impositivos ya que consideró que las subas "afectarán a las pequeñas y medianas empresas del distrito".
Además, rechazaron los incrementos de las tarifas de los servicios públicos. "La normativa desalienta el consumo", remarcó el titular de la institución, Norberto Giambuzzi

La Cámara de Comercio e Industria de Lomas de Zamora repudió los aumentos impositivos que se aprobaron en la Legislatura bonaerense hace dos semana ya que consideraron que los incrementos "desalientan el consumo".

En declaraciones a Info Región, el titular de la Cámara de Comercio de Lomas, Norberto Giambuzzi, explicó que "la gente tiene cada vez menos poder adquisitivo y el dinero no le alcanza para comprar ropa, electrodomésticos o salir a pasear, por lo tanto el consumo disminuye".

Y agregó: "El consumo es la base para el funcionamiento del comercio y si la gente no compra es muy posible que las ventas disminuyan y que algunos negocios deban bajar sus persianas".

Lo cierto es que la asfixia que están sufriendo las finanzas públicas de Buenos Aires llevó al gobernador Daniel Scioli a lanzar el alza impositiva, que hace dos semanas fue aprobado por la Legislatura bonaerense.

La reforma impositiva no solo fue cuestionada por el sector agrario y por los diputados de la oposición sino que, también, recibió las criticas de la Cámara de Comercio lomense.

Además, desde la entidad señalaron que "los aumentos a los impuestos afectarán a las pequeñas y medianas empresas que están haciendo un esfuerzo para desenvolverse en un contexto económico difícil y un mercado cada vez más competitivo".

En este sentido, pronosticaron un futuro desalentador para el comercio y la industria: "la provincia, y en especial la región, tendrán consecuencias recesivas para la economía y retraerán el consumo, ya que la población deberá derivar gran parte de sus ingresos para afrontar el pago de impuestos y servicios".

La reforma impositiva prevé aumentos en impuestos inmobiliarios, rurales y urbanos, incrementos en los impuestos sobre los Ingresos Brutos y una suba en las patentes de los autos que estén valuados encima de 40 mil pesos.

Según cifras oficiales, en el caso del Inmobiliario Urbano el 43 por ciento de las partidas pagará menos, mientras que un 44 por ciento abonará lo mismo durante 2010, en tanto que el resto, tendrá un aumento tope del 20 por ciento.

"El país está pasando por un momento complicado en cuanto a lo económico por la crisis financiera mundial y medidas como la que se tomó no ayuda en lo más mínimo", aseveró Giambuzzi.

Para finalizar, Giambuzzi se refirió a los aumentos que rigen desde este mes en los servicios públicos: "La gente no tiene idea de cuánto es la suba y hay muchos que tienen el sueldo comprometidos con gastos que ya realizaron y no saben si van a poder afrontar todos los gastos".

Comentá la nota