LOMAS | RECLAMO VECINAL Vecinos exigen el arreglo de la calle Shaffer

Cansados de "hacer malabares" para transitar por la calle Shaffer, en Lomas de Zamora, los vecinos manifestaron su preocupación por el estado de la arteria. En ese sentido, solicitaron la "pronta reparación" del acceso y relataron, en diálogo con Info Región, los problemas que ocasionan los baches.
"Los pozos están permanentemente con agua, es un desastre, y cuando llueve se inunda todo", lamentaron los residentes de la zona.

El mal estado de la calle Shaffer al 2600, en Lomas de Zamora, preocupa a los residentes de la zona, quienes solicitaron que se realice una obra de repavimentación en el lugar. En ese sentido, aseguraron que "el asfalto está roto "desde hace varios años" y que "jamás" se hicieron trabajos de reparación profundos en el acceso.

"Hace años que esperamos obras concretas, no queremos que los empleados municipales tiren un poco de brea caliente y nada más. Las reparaciones que se hicieron hasta el momento fueron sólo parches que, al poco tiempo, empeoraban aún más la situación. La calle está cada vez más rota, alguno de los baches tienen hasta 25 centímetros de profundidad", se quejó Marcelo Valentín, que vive en las inmediaciones. Y agregó: "No hay forma de esquivar los pozos, porque los desperfectos están en ambas manos. La mayoría de los vecinos ya nos acostumbramos y terminamos tomando caminos alternativos para llegar a nuestros hogares".

Por otro lado, los baches están repletos de agua podrida, ya que no hay un correcto desagüe en la arteria. Es por ello, que aseveraron que se trata de un "peligroso foco infeccioso" y temen que se originen enfermedades a raíz del agua estancada.

"El agua permanece en la calle durante semanas, es líquido podrido y los días de temperatura de más de 20 grados el olor es nauseabundo. Durante todo el verano vimos los anuncios de las autoridades que pedían la descacharrización para evitar la propagación del dengue; pero nosotros tenemos el foco infeccioso delante de nuestras casas", afirmó Fernando Brown, en diálogo con este medio.

Otra de las problemáticas es que muchos de los coches que atraviesan el lugar terminan rotos, debido a la profundidad de los pozos.

"Todo el tiempo se escuchan frenadas y varias personas incluso pincharon las gomas o rompieron el tren delantero por el mal estado de la calle. Espero que las autoridades tomen en cuenta nuestros reclamos y mejoren el pavimento, porque los únicos contentos son los mecánicos y dueños de gomerías", ironizó Valentín.

Además, aseguraron que cuando llueve "el agua llega hasta la vereda".

"Caen dos gotas y ya no se puede transitar por Shaffer, el agua llega hasta la vereda. Lo peor de todo es que los pozos quedan completamente tapados y es imposible maniobrar", concluyeron indignados los vecinos.

Comentá la nota