LOMAS | RECLAMO Piden que arreglen los semáforos de la colectora de Camino Negro

Cansados de arriesgar sus vidas para cruzar las calles, los vecinos de Lomas de Zamora piden que el Municipio arregle el semáforo situado en la colectora de Camino Negro y Laprida. Otro de los que no funcionan es el que se encuentra en Lisandro de La Torre y esa autovía. “Hace meses venimos pidiendo que los reparen, pero nadie hace nada”, aseguró la gente, indignada.

A la imprudencia de los conductores y a la falta de señalización vial, se suman los problemas que tienen algunos semáforos de la región que están ubicados en la colectora de Camino Negro, entre ellos, el que está en la intersección de Laprida y esta autovía y también el que se encuentra en la esquina de Lisandro de la Torre.

La esquina de Laprida y Camino Negro es una de las más transitadas de la zona y una de las más peligrosas también. Mariela Ponce vive a dos cuadras de allí y aseguró que cruzar para ir al centro comercial suele ser “un desafío de alto riesgo” porque “ningún vehículo cede el paso al peatón, y entonces hay que pasar entre medio de los autos”.

La vecina explicó que “en las horas pico se producen embotellamientos que alteran el humor de los conductores”.

Bocinazos, frenadas y enojo es lo que se percibe a diario en esa esquina. Según la gente de las inmediaciones, allí "rige la ley del más fuerte” porque colectivos, camiones y camionetas “meten la trompa del vehículo” y "pasan disminuyendo apenas un poco la velocidad”.

En tanto, los peatones esperan sobre el cordón que alguien advierta que quieren cruzar.

“A veces estoy varios minutos mirando para un lado y para el otro y no me animo a cruzar, porque nadie respeta nada, ni siquiera el derecho de prioridad del peatón”, manifestó enojada Viviana Espósito.

En tanto, la intersección de Camino Negro y Lisandro de La Torre tiene el mismo inconveniente. El semáforo de allí no funciona desde hace varios meses y los vecinos se mostraron “disconformes” con las autoridades municipales, ya que, aseguraron, no dan ninguna respuesta”.

Del otro lado de la calle que cruza la autopista están los Tribunales de Lomas de Zamora, hecho que sin duda incrementa la cantidad de autos que recorren esa zona.

“La realidad es que jamás funcionó bien este semáforo y nunca hubo un personal de tránsito o policial tratando de ordenar el tránsito”, comentó Roberto, un vecino que vive a 30 metros del cruce.

Además, la falta de iluminación preocupa a los comerciantes de la zona, que se ven obligados a cerrar sus locales antes de que caiga el sol para evitar ser asaltados.

“Como no funcionan las señalizaciones estamos todos con el corazón en la boca y pensando que algún auto puede accidentarse”, aseveró Juan, dueño de un kiosco que está ubicado a pocos metros de esa esquina.

Comentá la nota