LOMAS | RECLAMO Exigieron la repavimentación de la calle Filiberto

Los vecinos de la calle Filiberto al 200, en Lomas, exigieron la repavimentación de la arteria, ya que gran parte del acceso se encuentra en mal estado. Lo que la gente pide es una nueva capa de concreto, pero aseguran que no logran respuesta por parte de la Comuna.
Las obras de asfaltado y de bacheo son un reclamo casi constante en muchos barrios de la región, y en esta oportunidad son los vecinos de la calle Filiberto al 200, en Lomas de Zamora, quienes se quejan por el mal estado de la arteria que cruza por delante de sus hogares.

"Hace varios años empleados de la Municipalidad colocaron una capa de brea, a modo de pavimento, pero con el correr de los meses se echó a perder y la solución fue peor que el problema. La calle en parte es pavimento, tierra y cascotes que los mismos vecinos colocamos para poder transitar", se quejó ante Info Región Ignacio Ramírez.

"Estamos viviendo en la desidia total a menos de 5 metros de Colombres y a pocas cuadras de la autopista de Camino Negro. Somos un barrio olvidado", agregó.

En este marco, la gente asegura haber realizado varios reclamos ante el Muncipio, y por eso esperan una respuesta o una acción por parte de las autoridades locales.

"Hicimos muchísimos reclamos a la Municipalidad, pero jamás se presentaron a darnos una respuesta. Es lamentable que tengamos que vivir en estas condiciones, pagamos el impuesto de barrido, alumbrado y limpieza, pero no tenemos ninguno de los dos servicios", aseveró Manuel López, que vive en la cuadra.

"Hace muchos años que estamos esperando las reparaciones", agregó.

Por otro lado, resaltaron que una de las peores consecuencias de vivir en la calle Filiberto se produce cuando llueve, ya que el agua queda estancada y el paso es prácticamente imposible.

"Cuando llueve no podemos salir de nuestras casas porque el agua queda acumulada durante horas. Los desagotes están permanentemente tapados con basura y hasta con los restos del poco pavimento que queda en la calle; la realidad es que vivimos aislados", concluyó Ramírez.

Comentá la nota