LOMAS | PREOCUPACIÓN VECINAL Otra esquina de la región que se transformó en un basural

Otra esquina de la región se encuentra repleta de bolsas, ramas y desechos que los vecinos arrojan en el lugar. Por eso, los residentes de las inmediaciones exigieron que se realice la limpieza periódica de la zona y se aplique más iluminación "para evitar que se continúe acumulando basura".

Un descampado en la intersección de Camino Negro y Los Robles, Lomas de Zamora, está colmado de basura, lo que genera un nauseabundo olor en la zona. Entre los objetos que se pueden encontrar allí hay ramas, gran cantidad de pedazos de tergopol y un sinfín de bolsas repletas de residuos. En tanto, los residentes de las inmediaciones exigieron que se realice la limpieza periódica del terreno.

"Cada día se junta más y más basura, es impresionante la cantidad de desechos que hay en el descampado. Es muy triste tener que ver esta situación y quisiera que las autoridades tomen cartas en el asunto y realicen una limpieza periódica del descampado. Cuando sale el sol el olor es tan desagradable que tengo que cerrar las ventanas de mi casa, no se puede vivir de esta manera", remarcó Viviana Norte, vecina del lugar. Y agregó: "Desde hace muchos años que tenemos este problema. En general son los carritos quienes tiran toda la basura, porque aprovechan que es un espacio sin habitar, pero también hay personas que no piensan en las consecuencias y se deshacen de las ramas en este lugar".

Por otro lado, solicitaron que se ilumine el espacio "para evitar que se continúe acumulando basura".

"La gente aprovecha para arrojar la basura a la noche, porque el predio no tiene una iluminación adecuada. Es necesario que iluminen mejor la zona porque de noche se transforma en una boca de lobo. Entre la basura, el olor y la oscuridad se hace muy difícil pasar", señaló Jorge Marotta, en diálogo con este medio.

Además, remarcaron que "es necesario que haya mayor seguridad".

"Camino Negro es muy transitado y es imposible que no esté bien iluminado. Por las noches tenemos miedo de salir de nuestras casas porque está todo muy oscuro. Somos un barrio prácticamente olvidado porque nadie soluciona el problema de la basura, las luminarias y la inseguridad. Es necesario que las autoridades nos brinden una pronta solución", manifestó Norte, ante la consulta de Info Región. Y afirmó: "Hicimos muchas veces la denuncia a la Municipalidad, pero nadie nos brinda una respuesta. Siempre que llamo para que vengan a limpiar el predio me contestan que el pedido ya fue tomado".

En tanto, cansados de los residuos, muchas veces los vecinos terminan prendiendo fuego el basural, lo que ocasiona una notable reducción en la visibilidad de la arteria.

"Tenemos que prender fuego la basura porque no la sacan. Entiendo que eso es peligroso porque se forma mucho humo y los conductores no pueden ver el camino con claridad, pero no podemos seguir soportando los residuos en el barrio", concluyeron.

Comentá la nota