LOMAS | PARA LAS ESCUELAS PÚBLICAS Vecinos de Campo Finky quieren construir un polideportivo

La empresa Ugofe S. A. comenzó las obras para colocar una valla perimetral que separe el espacio verde de las vías del tren. Los vecinos de la Asamblea de Campo Finky ahora pretenden "convertir el predio en un polideportivo para las escuelas públicas".
El lugar está a dos cuadras del Club Temperley.

Luego de varios reclamos que venían realizando, los vecinos del Campo Finky se mostraron satisfechos con el inicio de las obras por parte de la empresa Ugofe S. A. para dividir con una valla perimetral las vías del ferrocarril con el espacio verde. Durante varios meses exigieron que el trabajo se ponga en marcha para evitar accidentes, ya que por la zona transita y los chicos del barrio se acercan a jugar, y ahora apuestan a que en el futuro funcione como un lugar recreativo.

"Queremos que se convierta en un polideportivo para las escuelas públicas", afirmaron.

El predio se encuentra a unos 200 metros del estadio del Club Atlético Temperley, y está próximo a las vías del tren que une Temperley con Haedo. Luego de la inauguración de una plaza a metros de la vía, los vecinos exigieron a las autoridades municipales y de la empresa que opera la ex Línea General Roca, que se coloque una valla perimetral para dividir el predio del carril por el que circulan las formaciones.

"No estamos muy convencidos con las vallas porque tienen tres bases de cemento y parecen más un muro que una línea divisoria de prevención, pero estamos contentos con el cumplimiento de la promesa por parte de Ugofe", afirmó Alejandro Almeyda, vecino e integrante de la Asamblea de Campo Finky.

Almeyda indicó que "todavía está pendiente la barrera en un paso vehicular en el que no se advierte si viene el tren" y "tampoco hay señal sonora", y afirmó: "Vamos a seguir luchando para que se convierta al predio en un polideportivo para las escuelas públicas de la zona y por la prevención de accidentes".

El problema de la barrera y la señal sonora es más complejo porque para que surja efecto el reclamo vecinal, tiene que dar el visto bueno la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), dado que se trata de una alta inversión económica.

Los residentes del campo Finky se ilusionan con que se coloque un alambrado en el arroyo que cruza por el predio, además de la autorización por parte del gobierno municipal para plantar árboles en el lugar.

"La instalación de carteles que prohíban la caza de animales ayudaría a que permanezcan en el predio las distintas especies de aves que habitan en el lugar", detalló Almeyda sobre la protección del arroyo colindante con el campo Finky.

Entre las organizaciones que apoyan a los vecinos de Temperley están el Foro Hídrico de Lomas, la Asamblea de Turdera y vecinos de zona norte y oeste, como San Fernando, San Isidro, Vicente López, y Morón, quienes lograron la sanción de ordenanzas municipales para evitar que las empresas que operan los servicios ferrocarriles fumiguen con glisofato en las vías, dado que las partículas vuelan a 800 metros del lugar, según los especialistas.

Comentá la nota