LOMAS | JUDICIALES Piden justicia por un hincha asesinado por barras de River

Los familiares de Christian Rousollis, el hincha de Independiente que fue apuñalado por miembros de la barra de River en diciembre de 1996, reclamó Justicia en la puerta de los Tribunales de Lomas. Hay cinco imputados por este hecho y ayer se realizó un careo. La mamá de la víctima dialogó con Info Región.

En el marco de la causa que investiga el crimen de Christian Rousollis, un hincha de Independiente asesinado por cinco ´barras brava´ de River en diciembre de 1996, la madre de la víctima exigió que “se esclarezca el caso” y que “se haga justicia”. Por este hecho ayer se sometió a los implicados a un careo dispuesto por la jueza penal de Lomas de Zamora Silvia González.

“Después de doce años de lucha, sabemos quiénes son los asesinos pero no tenemos pruebas para meterlos presos, ya que hubo un pacto de silencio entre los sospechosos”, señaló a Info Región la madre de la víctima, Nora Rousollis. Y agregó: “Al comienzo declararon todos pero luego decidieron callarse en complicidad con los dirigentes del club”.

El trágico hecho que acabó con la vida del joven simpatizante del Club de Avellaneda ocurrió cuando él caminaba sobre la calle Mitre, en ese distrito, a pocos metros de la barra del conjunto de Núñez, y fue atacado por la espalda por uno de ellos que lo tiró al piso de un golpe y lo apuñaló.

“A mi hijo le pegaron dos puñaladas por la espalda, porque tenía un gorrito rojo”, indicó la madre de la víctima.

Luego de una serie de investigaciones efectuadas por la Justicia, imputaron a cinco barras de River tras ser sospechados de tener algún vínculo con el asesinato. Ellos son Alan Schenkler, Adrián Rousseau, Pablo "Cucaracha" Giron, Luis "Luisito" Pereyra y Carlos "Charlie" De Angelis.

Después de doce años, la jueza penal de Lomas de Zamora González, quien investiga lo sucedido, dispuso un careo entre ellos que tuvo lugar ayer por la mañana en el Juzgado Criminal y Correccional N° 11 del Departamento Judicial local.

Cuando este medio consultó a Nora sobre las razones por las que se reabrió la causa de su hijo, la mujer respondió que se debe a la relación que tiene el episodio con el asesinato del barra Gonzalo Acro, ocurrido el año pasado, ya que dos de los imputados -Schenkler y Girón- se encuentran detenidos en el Penal de Marcos Paz, por ese hecho.

Según trascendió, son muchas las contradicciones entre los barra. El último de ellos, Pablo Girón, rompió el pacto de silencio e involucró a la primera línea de la barra que avanzaba cuando fue asesinado el joven Rousollis.

Por otro lado, aún no se comprobó cuál fue el arma que asesinó a la víctima, pero, de acuerdo a los dichos de Girón, “Rousseau tenía un destornillador en la mano”.

Comentá la nota