LOMAS | FINALIZÓ EL PLAZO Vuelven a reunirse por el asentamiento de Camino Negro

A pesar de que el plazo para concretar las negociaciones por el predio ubicado en la intersección de Camino Negro y Canadá, en Ingeniero Budge, finaliza hoy, los residentes del lugar se mostraron confiados en que podrán continuar en el terreno, que fue usurpado el pasado 17 de noviembre. Además, adelantaron que el próximo martes mantendrán una reunión con autoridades en la Municipalidad de Lomas de Zamora.

La prórroga emitida por la Justicia para llegar a un acuerdo entre los vecinos que tomaron el predio ubicado en la intersección de Camino Negro y Canadá, y los dueños del terreno finaliza hoy. Pese a los reiterados intentos de desalojo, los residentes de la zona resaltaron que sienten “tranquilidad”, ya que estiman que no deberán “abandonar la tierra”.

En tanto, el próximo martes la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de Lomas de Zamora, a cargo Martín Insaurralde, la Secretaría de Tierras y Viviendas de la Provincia y la Subsecretaría de Abordaje Social de la Nación, se reunirán con los residentes del lugar. El encuentro se llevará a cabo en el Palacio Municipal, en un horario a confirmar.

Según indicaron desde el asentamiento, en diálogo con Info Región, el objetivo de la reunión será determinar si podrán formar sus viviendas en ése terreno o si la orden de lanzamiento finalmente será emitida.

“El martes tendremos una reunión con las autoridades y, a pesar de que ya se habrá cumplido el plazo de negociaciones para esa fecha, estamos confiados de que las cosas se resolverán favorablemente. Tenemos muchos proyectos para el barrio y esperamos contar con el apoyo de los dirigentes”, resaltó Walter González, delegado del asentamiento “17 de Noviembre”.

Por otro lado, solicitaron “mayor agilidad” en las negociaciones.

“Queremos que las negociaciones se resuelvan pronto, para tener la seguridad de poder quedarnos. De todos modos, comenzaron algunas construcciones en el barrio y estamos todos muy entusiasmados con tener nuestra vivienda propia”, sentenció Daniel Chamorro, que vive en el predio junto a su esposa e hijos.

En ese contexto, manifestaron la necesidad de que se rellene el terreno, ya que "durante la última lluvia muchas casillas se derrumbaron y una gran cantidad de zonas quedaron anegadas".

“Tenemos mucha esperanza en que se resolverá la situación, pero la realidad es que necesitamos cosas básicas para subsistir. En primera medida, es indispensable que se rellene el terreno, porque durante la última tormenta muchos sectores quedaron anegados y algunas casillas se derrumbaron”, aseveró Liliana Galeano, otra vecina del lugar. Y agregó: “Aquellos que puedan colaborar con leche en polvo, pañales y abrigo para los chicos, también serán bien recibidos. Los días en el asentamiento son muy duros, las noches se hacen largas, pero ninguno de nosotros quiere abandonar el predio”.

Comentá la nota