LOMAS | ELECCIONES Rossi ganó en Lomas pero sólo renovó 3 concejales de los 6 en juego

El intendente de Lomas de Zamora y candidato a concejal por el Partido Justicialista ganó en las elecciones legislativas locales con un 23 por ciento de los votos. De todos modos, el oficialismo sólo logró retener la mitad de las bancas que puso en juego. "Estoy tranquilo, según la oposición, no hubo fraude", apuntó el Jefe comunal. La segunda fuerza fue Acuerdo Cívico y Social (ACyS), que igualó la cantidad de ediles que el oficialismo.

El intendente de Lomas de Zamora y candidato a concejal por el Partido Justicialista, Jorge Rossi, triunfó ayer en las elecciones legislativas con un 23 por ciento de los votos, aunque de todos modos, el resultado final no cayó muy bien en el seno rossista, ya que sólo se hizo con tres concejales -la misma cantidad que el Acuerdo Cívico y Social- cuando tenía que renovar 6 bancas.

Según informaron desde el centro de cómputos instalado en la sede del PJ, en Gorriti al 700, con el 90 por ciento de las mesas escrutadas, el Jefe Comunal se imponía con el 23 por ciento contra el 18 por ciento del candidato del Acuerdo Cívico y Social (ACyS), Julio Gutiérrez.

En tanto, siempre de acuerdo a los datos vertidos desde el oficialismo, el candidato de Partido Federal, Gabriel Mércuri, obtenía anoche el 16 por ciento de los sufragios, el postulante de Propuesta Republicana, Hernán Tapari, el 10 por ciento, y el aspirante a edil del Partido de la Victoria e interventor del Comité Federal de Radiodifusión (ComFeR), Gabriel Mariotto, el 9,7 por ciento.

De todos modos, la cuenta final no fue la que se esperaba en el círculo íntimo del Intendente, más allá de que se salvó la ropa ante la derrota kirchnerista en el ámbito de la provincia de Buenos Aires. Sucede que con los resultados puestos, el PJ sólo obtendrá tres concejales, la misma cantidad que el ACyS. En tanto, Unión Celeste y Blanco, PRO y el PdV contarán con dos ediles más a partir de diciembre.

Con este panorama, el oficialismo ve peligrar la mayoría en el Concejo Deliberante en el año legislativo próximo, ya que sólo consiguió retener las tres bancas que ponía en juego, mientras crecen los números de la oposición debido a que el ACyS pasaría a tener cinco ediles y el PRO, siete.

No obstante, habrá que aguardar cuál será el futuro del peronismo universitario (PDV- FPV) porque hasta el momento, a pesar de las diferencias en el armado de listas, habitualmente acompaña las decisiones del Intendente.

Taciturno, inquieto y visiblemente nervioso, Rossi evitó todo contacto con la prensa hasta minutos antes de la medianoche. Sólo se lo podía observar desde la planta baja yendo y viniendo desde su oficina hasta el centro de cómputos.

"Jorge no está de muy buen humor, sólo tenemos tres concejales y el número no sube", apuntaban desde el rossismo, y mientras Rossi estaba reunido con los principales dirigentes locales.

Con ese escenario, y con un ojo puesto en los resultados nacionales y provinciales, el ánimo de fiesta que había apenas terminada la elección se fue muriendo con el correr de las horas y la lluvia, al punto que con una orden precisa la banda que había llegado para alegrar el ambiente se retiró sin pena ni gloria.

Con todo, ya cuando la mayoría de los militantes se había retirado de la sede del PJ, Rossi bajó repentinamente de sus oficinas para darle "las gracias a todos los compañeros".

"Hemos ganado, fue una elección muy reñida, pero no tengamos duda de que ha triunfado la militancia. Nuevamente el peronismo trabajó en serio, espero que se entienda que este no es un problema de personajes ni de títulos, y ojalá que se vuelva a las elecciones internas", apuntó el Intendente en un brevísimo contacto con la prensa.

Además, recalcó que "el destino marca una historia y ese punto de vista no se quiere cambiar", al tiempo que señaló que "la gente necesita apoyo hoy más que nunca".

"Está muy repartida la elección, lo más importante es que estoy tranquilo, esta vez no hubo fraude según la oposición", concluyó Rossi.

Comentá la nota