LOMAS | ELECCIONES De recorrida por la región, el ex presidente aseguró que la oposición "delira"

En plena campaña electoral, el titular del Partido Justicialista y primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires del oficialismo visitó ayer el barrio El Faro en Lomas de Zamora. Allí, en medio de los abrazos y fotos con los vecinos, negó que exista un complot entre el Gobierno y la Justicia Electoral para cercenar las listas de candidatos opositores. Fue recibido por el intendente, Jorge Rossi y el titular del ComFeR, Gabriel Mariotto.

El titular del Partido Justicialista y primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires del oficialismo, Néstor Kirchner, encabezó ayer una multitudinaria recorrida por el barrio El Faro de Lomas de Zamora, en una visita en la que el ex Presidente de la Nación negó que exista un complot entre el Gobierno y la Justicia Electoral para cercenar las listas de candidatos opositoras.

"No hay nada de eso, deliran. Están delirando", fue la escueta respuesta de Kirchner ante la consulta de varios periodistas acerca de las críticas que varios dirigentes de Unión PRO vertieron por las objeciones a la lista de diputados nacionales por la Provincia de ese frente.

De todos modos, más allá de agradecimientos a los vecinos, esas breves palabras fueron las únicas declaraciones "políticas" de Kirchner durante la recorrida en parte del distrito que duró más de cuatro horas.

Minutos antes de las 12:00, el ex primer mandatario nacional llegó en helicóptero a los terrenos del Parque Municipal de Lomas donde fue recibido por el intendente, Jorge Rossi. También le dieron la bienvenida el interventor del ComFeR, Gabriel Mariotto, el diputado provincial del Frente para la Victoria Fernando "Chino" Navarro, el secretario de Gobierno local, Martín Insaurralde, el titular del Concejo Deliberante, Alberto Carasatorre, y demás autoridades municipales.

Completaron la comitiva del titular del PJ la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, y los diputados nacionales Carlos Kunkel y Edgardo Depetri.

Luego de un breve contacto con militantes, Kirchner comenzó su visita con un saludo a los chicos que disfrutaban su clase de natación en la pileta del Parque. Después partió en caravana hacia las instalaciones de un centro de promoción infantil en el barrio El Faro y hacia la sociedad de fomento del lugar, donde también recibió el afecto de los presentes, aunque allí sólo pudo ingresar prensa oficial, tanto municipal como nacional.

Casa por casa, con asombro de algunos, con simpatía de otros, los vecinos tocaban, besaban y abrazaban al ex Jefe de Estado. Muchos más fueron los que aprovecharon para retratarse o quienes le pidieron que se culminen las obras de pavimentación en el barrio.

"Vamos a volver y va a estar todo terminado", prometió Kirchner ante los reclamos.

No obstante, quienes sí hablaron con la prensa fueron los anfitriones. Así, Rossi remarcó que "el objetivo para fines de 2011 es asfaltar las dos mil cuadras que quedan en Lomas", al tiempo que destacó que "junto al Gobierno nacional se han hecho todas las obras necesarias para que el distrito no se inunde".

"Nuestra intención es que los vecinos sientan que estas obras públicas son suyas y les pertenecen, para que puedan ser mejor cuidadas", subrayó Rossi.

En tanto, Mariotto recalcó: "Que Kirchner tome contacto con los vecinos significa el grado de adhesión que el proyecto nacional tiene en el distrito".

"Es un baño de militancia ver al ex presidente cara a cara con los ciudadanos. Esto es la certificación de que la tarea de Kirchner fue muy bien tomada por los argentinos. Hasta hoy los ex presidentes tienen que guardarse en sus casas", apuntó el ex decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ).

En tanto, en el marco de las elecciones locales en donde tanto él como Rossi encabezarán una lista de concejales del oficialismo, Mariotto aseguró que "no hay una preferencia por ninguna de las dos nóminas".

"Cada uno construye con su estilo, su perfil. Cuando supimos que Kirchner venía a caminar nos sentimos plenamente convocados", enfatizó.

Por último, después de recorrer las obras de bacheo de la calle Franklin, en la intersección con Gaona, Kirchner tomó contacto con médicos y enfermeros del Hospital Luisa Gandulfo que allí se encontraban y más tarde partió en la camioneta blanca que lo condujo hacia Lanús, en donde fue recibido por el intendente, Darío Díaz Pérez.

Comentá la nota